Quantcast

De Panamá a Belice, ocho experiencias alrededor de la naturaleza en Centroamérica y República Dominicana

  • Desde bucear en la mayor barrera de coral del hemisferio norte o avistar ballenas jorobadas en el Pacífico hasta conquistar el cráter de un volcán y observar sus ríos de lava incandescente.
  • En la región, cada experiencia invita a conocer El Origen de la naturaleza en estado puro.

Centroamérica y República Dominicana son territorios en los que puede vivirse y reconocerse El Origen de nuestro planeta; un istmo que emergió de los mares hace millones de años para convertirse en un verdadero santuario tropical. Rodeada por el Océano Pacífico y el mar Caribe, la región concentra el 12% de la biodiversidad del mundo. Por ende, invita a vivir experiencias únicas en torno al ecoturismo y a la aventura, a lo largo de su curvilínea silueta repleta de volcanes, selvas, lagos, ríos y cascadas que quitan el aliento. 

Avistar ballenas en la costa pacífica de Panamá 

Avistar ballenas en la costa pacífica de Panamá

Entre julio y octubre, la costa del Pacífico panameño recibe unas 2000 ballenas jorobadas (Megaptera Novaeangliae), que viajan desde la Antártida y desde Alaska. La razón principal de esta migración es la calidez de las aguas de la zona que las convierte en el lugar perfecto para que las madres y sus crías estén libres de depredadores. El archipiélago de Las Perlas y las islas Contadora, Herrera y Los Santos son algunos de los lugares ideales para observar estos gigantes del mar. Con suerte, puede hacerse desde la orilla —más de 55 kilómetros de playa—, aunque se recomienda tomar un barco para poder vivir la experiencia más de cerca y, así, escuchar su sonido.