Quantcast

Cómo planear un viaje

Cuando queremos hacer un viaje, a muchos nos pasa que caemos en un estado de ansiedad, porque no tenemos una idea clara de cómo planificarlo, que es lo que siempre debemos tener en cuenta y cómo vamos a organizar todo lo que queremos hacer, por eso, nuestra recomendación es que aprendas a planear tu viaje, y te vamos a mostrar en sencillos pasos, la forma en que debes hacerlo:

Elegir a dónde quieres ir

Elegir a dónde quieres ir

Haberte decidido por el lugar que quieres ir a visitar es el primer paso que tienes que dar. Por supuesto, para eso debes tomar en cuenta tus gustos personales y el presupuesto del que dispones. De modo que debes preguntarse si quieres viajar dentro de tu país, o si quieres hacerlo hacia el extranjero, y a cuanta distancia podría estar dentro de tu presupuesto.

¿De cuánto tiempo dispones?

Esta es una interrogante importante, porque ello también va a influir en la distancia a la que podrás viajar, ya que si sólo tienes cuatro días, no tiene mucho sentido que hagas un gasto para cruzar el mar atlántico, así que los destinos se acortarán en poco, pero si dispones de quince días o de un mes, eso hace que tengas más opciones, que una simple escapada.

¿Vas a viajar sólo o acompañado?

Si vas a viajar acompañado, debes tomar en consideración los gustos de tus acompañantes, de modo que puedas hacer un itinerario atractivo para todos. Por eso, cuando hayas elegido a dónde quieres ir, infórmaselo a tus acompañantes, para que curioseen por internet y te indiquen se quieren visitar algunos lugares específicos, y asegúrate de incluir los que puedas en tus planes.

¿Cuál es el tipo de experiencia que buscas?

Eso también es importante a la hora de elegir el desino del viaje, y está determinado por qué tipo de viajero eres, porque si buscas relajación y descanso, podrás ir a unos lugares, pero si lo que realmente quieres es correr aventuras, entonces podrás escoger otros sitios.

Pregúntate también si quieres ir a la playa o a la montaña, si preferirías ir a una ciudad o visitar un entorno natural, ten en cuenta si es verano o invierno, si quieres hacer una ruta o si vas a un solo destino, si vas a ir de compras o te interesa más la gastronomía, si quieres disfrutar de un festival o tu visita es más bien de tipo cultural.

¿Cuál es la mejor época para ir a ese lugar?

Si tus días de vacaciones los impone la empresa para la cual trabajas, no podrás contestar a esta pregunta, porque es lo que hay, pero si tienes la posibilidad de elegir la época en la que puedes tomarte unas vacaciones, vale la pena que indagues cuando es mejor visitar ese lugar al que quieres viajar, lo que excluirá la temporada de lluvias o de huracanes, en qué fechas se celebrará ese festival al que quiere sir o cuando las tarifas son más baratas.

¿Vas a viajar por avión?

Esta es una pregunta muy importante, porque si la respuesta es que sí, entonces tienes que ponerte en campaña para buscar los vuelos que están disponibles en las fechas en las que quieres viajar de ida y de vuelta, si hay asientos aún, cuál es el más barato, y todo esto te va a llevar algún tiempo. Toma en cuenta que viajar por avión se va a llevar una parte importante del presupuesto que tienes programado.

Existen muchas plataformas en internet que te pueden ayudar en esta búsqueda, así que comienza por allí. Tienes a tu disposición Skyscanner o Momondo, de hecho debes revisarlas las dos y otra que puedas conocer, porque a veces hay diferencias de precios entre ellas.

¿Dónde me voy a quedar?

¿Dónde me voy a quedar?

Esta es otra gran pregunta, y para responderla puedes buscar las opciones de alojamiento del sitio que quieres visitar por internet, y cuando veas uno que sea céntrico, con un precio razonable y que, de preferencia, incluya los desayunos, no dudes el ponerte en contacto con ellos directamente para que te informen sobre la veracidad de las tarifas y su disponibilidad para las fechas que te interesan.

Hay muchas opciones, desde hoteles con estrellas, pasando por be dan breackfast hasta campings, así que repasa tu presupuesto y encuentra lo que sea más adecuado para ti y para los que viajan contigo, si es que vas acompañado. No te recomendamos que te vayas de una vez con los más baratos, sólo busca aquel alojamiento que te ofrezca las mejores condiciones en calidad, precio y ubicación, no vaya a ser que lo que te ahorres en alojamiento, lo tengas que gastar en transporte.

Indaga como debes moverte en el sitio al que vas a viajar

Aunque te parezca una nimiedad, se trata de algo muy importante, por ejemplo, si vas a ir a New York y pretendes usar el transporte público, necesitas adquirir una tarjeta de metro que sea suficiente para los días que vas a estar allí. Lo mismo puede ocurrir con otras ciudades o lugares, ahora si cuentas con el dinero suficiente para movilizarte en taxis, o puedes alquilar un coche, entonces no te preocupes por ello.

Pero si vas a alquilar un coche, lo que te recomendamos indagues en las páginas web de las empresas de alquiler del lugar que vayas a visitar, así te informarás de los costos y de los requisitos que te van a exigir.

¿Qué puedo ver y visitar en el sitio de destino?

En internet puedes encontrar muchos videos en los que se explica que es lo más llamativo de cada sitio y qué lugares no te puedes perder, así que aprovéchalos y hazte con una lista de los sitios a los que quieres ir en el lugar de destino y si existe una tarifa para acceder a ellos, o si puedes comprar una especie de abono que te permite acudir a los sitios que te interesan y que siempre será más barato.

¿Vas a tomar una excursión?

Infórmate de la misma manera sobre las excursiones que están disponibles, cuál es su costo, que incluyen, y siempre es una buena opción tomar un autobús turístico, que no sólo es más barato, sino que te dará una buena visita guiada por muchos sitios interesantes. Revisa las opciones sobre paseos en bus turístico en tu idioma, para que vayas más tranquilo.

¿Qué dejo para el final?

Hacer una lista de las cosas o lugares que puedes hacer o visitar de manera gratuita, los parques disponibles, las rutas que debes transitar y los lugares que se encuentran muy cerca del sitio en el que te vayas a alojar, lo que te ahorrará mucho dinero.