Quantcast

Cómo superar la pérdida de un ser querido

Eso es lo que se conoce coloquialmente como duelo, que cuando la pérdida es por causa de una enfermedad penosa que tiene un ser querido y si además tiene una edad provecta, incluso puede ser más llevadero, porque podemos llegar a pensar que ese ser querido ya ha descansado, pero si se trata una pérdida repentina e inesperada, el golpe puede ser muy serio y probablemente produzca unos efectos emocionales difíciles de superar.

Puede ser que nos cueste mucho, y que incluso nunca lleguemos a superar completamente la pérdida de un ser querido, en particular si ha sido por circunstancias inesperadas, pero hay formas en las que es posible sobrellevar la pena y de eso queremos hablar en este artículo.

¿Cómo puede reaccionar una persona a la pérdida de un ser querido?

¿Cómo puede reaccionar una persona a la pérdida de un ser querido?

Sorpresa, incredulidad, negación, tristeza, confusión, depresión, son tantas las formas en las que puede reaccionar un ser humano frente a la pérdida de un ser querido, que es muy complicado tratar de englobar en una sola definición cuál puede ser la reacción de un individuo que pierde a un ser querido.

Además, la manera en que podemos reaccionar a la pérdida de un ser querido, también va a depender de cuáles sean los mecanismos que tengamos en nuestro consciente y subconsciente con los que hemos aprendido a sobrellevar el dolor. En lo que coinciden muchos estudios es que el transcurso del tiempo, el alejarse de la pérdida de manera temporal, hace que el dolor o la pérdida de un ser querido sea más llevadera.

¿Qué es lo que se busca con la superación de la pérdida de un ser querido?

Lo que se busca es que los supervivientes continúen con sus vidas, que hagan uso de su volumen de resiliencia, aunque el mismo puede variar de un ser humano a otro, y es posible que en algunas personas la pérdida sea sentida por mucho más tiempo que por otras, pero eso no quiere decir que unos hayan querido más que otros a ese familiar que se fue. Al contrario, puede ser que haya existido un lazo de cariño mucho mayor, pero cada uno tiene su propia forma de reaccionar y de lidiar con la pérdida de un ser querido.

¿Cómo se lidia con esta clase de pérdidas?

Como hemos dicho antes, hay personas muy resilientes, que tienen unos mecanismos fuertes que les ayudan a lidiar con el duelo y el dolor por la pérdida de un ser querido, pero hay otras que no son tan fuertes y que pueden pasar por un proceso que se conoce con el nombre de un duelo complicado, y que incluso podrían necesitar la ayuda de especialistas y profesionales en psicología o en psiquiatría, para adquirir las herramientas mentales que se necesitan para superar este tipo de pérdidas y el proceso doloroso que le sigue.

Hay que seguir con nuestras vidas

Ciertamente, puede tomarnos mucho tiempo recuperarnos de la pérdida de un ser querido, pero la conclusión a la que han llegado los investigadores es que en el proceso de sanción por el duelo, podemos encontrar un sentido renovado de nuestro propósito en la vida y de la dirección en la que debemos encaminarla.

En una época en la que estamos viviendo, en la que debido a una pandemia, muchas vidas de seres queridos se han perdido sin prácticamente poder despedirnos de ellos, porque no podíamos reunirnos con ellos, ha dejado en muchas personas un sentimiento de pérdida tal, que van a necesitar de refuerzas adicionales para poder llegar a esa sensación de cierre, de despedida adecuada.

Algunos consejos para poder lidiar con la pérdida de un ser querido

Si en este momento estás pasando por un proceso de duelo, porque has perdido a un ser querido y sientes que no es justo que se fuera, que fue un suceso inesperado, queremos mostrarte algunas estrategias que te pueden ayudar en ese proceso, para que logres recuperarte de la mejor manera.

Hay que hablarlo

Hay que hablarlo

No te lo calles, habla con relación al fallecimiento de ese ser querido con otros familiares y amigos, eso te va a ayudar a poder entender lo que ha sucedido y tratar de darle un sentido a ese hecho, además podrás comenzar a recordarlo de una manera más amable, e incluso agradable. Piensa que si no hablas sobre ese hecho, equivale a que puedas entrar en un proceso de negación, pudiendo aislarte de manera más fácil, lo que impedirá que otras personas que quieran ayudarte y prestarte su apoyo vean frustrados sus esfuerzos.

Acepta lo que estás sintiendo

Está bien no estar bien. Acepta que es bueno que te sientas dolorido, triste, sólo, enfurecido, frustrado o cualquier sentimiento negativo que sientas como consecuencia de la muerte de un ser querido, eso es parte del proceso de sanación.

Comienza a cuidarte a ti mismo y a tu familia

Piensa en que no eres el único que siente la pérdida de ese ser querido, pues es posible que otros miembros de tu familia se sientan de la misma forma en que te sientes tú, e incluso peor que tú, así que comienza por realizar actividades normales como hacer ejercicio, pasear, descansar a ratos y trata de involucrar en esas actividades a los demás miembros de tu familia. Esas pequeñas actividades, aunque no lo creas, acelerarán el proceso de sanación.

Ayudar a los demás te ayudará a ti mismo

Piensa, como te dijimos antes, que no eres el único que siente la pérdida de un ser querido, y que pueden haber otras personas que también lo sientes, y mucho, por ello debes ayudarles a superar el duelo, va a hacer que tú te vayas sintiendo mejor también.

Puedes hablar de anécdotas y experiencias que hayas compartido con ese ser querido que se fue es una buena estrategia para que comencemos a rememorar la parte amable y agradable de la vida que compartimos con ese ser querido que partió. Con ello lograrás rememorar y celebrar su vida.

Está bien pedir ayuda

Si sientes que no puedes superar la pérdida de un ser querido, te recomendamos totalmente que busques la ayuda y los consejos de un profesional psicólogo o psiquiatra, porque hay organizaciones que ofrecen un servicio de atención al duelo. A veces es lo más sano y lo más efectivo, pues te podrán dar precisamente los consejos que necesitas para superar el duelo, ayudándote a comprender el proceso y a superarlo.