Quantcast

Alta Tensión: el cambio de Mediaset que ha destrozado a Christian Gálvez

Para dar una segunda (o tercera) vida a programas como el de Alta tensión, son grupos como el de Mediaset que apuestan por darle una nueva oportunidad cambiando sus horarios. Es lo que ha ocurrido con el concurso que dirige y presenta Christian Gálvez, ahora con un programa del que, si bien auguraba en sus comienzos una buena respuesta, nunca llegó a funcionar.

De hecho, si echamos un vistazo a sus inicios, este espacio se había estrenado en Telecinco, pero con la entrada de otros varios programas se vio relegado a entrar en la parrilla de Cuatro para su posterior emisión. Pero no funcionó; y a estas alturas, con importantes cambios a sus espaldas, sigue sin hacerlo. ¿Qué pasará con Alta tensión con Christian Gálvez? Lo repasamos.

Desde Pasapalbra, las audiencias no van con Christian Gálvez; El Tirón tampoco funcionó en Mediaset

Audiencias Mediaset

Anteriormente, cuando se cambiaron las tornas de Pasapalabra, Mediaset intentó compensar al presentador haciéndolo competir con el que había sido su programa durante más de 12 años, esta vez poniéndolo al frente de El Tirón… Aunque el propio nombre del espacio (que en realidad formaba parte del último tramo de Sálvame), parecía tener gafe, ya que generó tan poco arrastre que puso en serios apuros a Pedro Piqueras.

El presentador de Informativos Telecinco tuvo que encarar una difícil situación a la que no hacía frente desde hacía una década. Siendo líder de audiencia, sin Pasapalabra y con El Tirón como predecesor de los informativos tenía a su rival cada vez más cerca: Vicente Vallés, de Noticias 2 en Antena 3.

Además, la sección de Christian Gálvez en Sálvame competía con ¡Boom!, que le dio la victoria a Atresmedia. El programa de Juanra Bonet amplió distancia paulatinamente: de superarlo por una décima a sacarle casi cinco puntos. Es decir, pasó de marcar un 15,5% de share a principios de enero (frente al 15,4% de Telecinco) a un 17,8% a finales de febrero (frente al 13%). Era el sorpasso más deseado por la competencia. Un desastre más para el presentador; ¿ocurrirá también con Alta tensión?