Quantcast

¿Compartes fotos de tus hijos? Estos son los peligros a los que los expones

De acuerdo con los sondeos realizados, por lo menos un 30% de padres han compartido videos o fotografías de o con sus hijos en una red social por día. Esta suma es astronómica, y estos índices van incrementándose con el paso del tiempo, y aunque lo hagamos con la mejor de las intenciones, es probable que no tengas de idea de los peligros a los que los estás exponiendo.

Uno de esos riesgos ya tiene hasta un nombre en los ámbitos policiales y de crimen organizado y es el grooming, que es una actividad por la que un individuo adulto se hace pasar por Internet por un menor, teniendo intenciones ilícitas, y puede ser que una imagen que tú mismo hayas publicado convierta a tu hija o hijo en objetivo de este tipo de criminales.

Cuando hayas terminado de leer este artículo, es posible que te lo pienses dos veces antes de volver a compartir imágenes o videos de tus hijos, para impedir que puedan convertirse en un objetivo de esta clase de individuos, y de las organizaciones ilegales que ya existen y que explotan a los menores.

¿Cómo se denomina a la práctica de los padres de compartir videos y fotos de sus hijos?

¿Cómo se denomina a la práctica de los padres de compartir videos y fotos de sus hijos?

Recibe el nombre de sharenting, que es una palabra que tiene origen anglosajón y que se utiliza para designar a una actividad que se hace con muy buenas intenciones, porque sólo se quiere compartir videos o imágenes en redes sociales de nuestros peques de manera cotidiana o cuando estamos haciendo alguna actividad especial con ellos, como una celebración, unas vacaciones, fiestas del colegio y pare usted de contar.

Es normal que todos los padres en algún momento hayan hecho sharenting, y publiquen los videos o las fotografías de sus hijos, ahijados, sobrinos, a amiguitos compartiendo con ellos, con la sana intención de hacerlos llegar a los demás familiares y amigos que no se encontraban presentes. Pero esto puede tener efectos negativos insospechados y hasta colocarlos en peligro.