Quantcast

Qué es la contabilidad forense

Qué es la contabilidad forense

Por supuesto que todos tenemos una noción de lo que es la contabilidad y de cuáles son sus usos, normalmente para poder llevar las cuentas del dinero que se gana y que se gasta en la ejecución de una determinada actividad, pero existe una aplicación para esta disciplina, llamada contabilidad forense, que es bastante interesante.

Si quieres saber de qué se trata, y cuáles son sus aplicaciones, entonces sigue leyendo, porque al final del artículo, es probable que estas simples matemáticas te interesen un poco más.

¿Cuál es el significado del término forense?

¿Cuál es el significado del término forense?

Es una palabra que se usa para designar a actividades que son propias del sistema de justicia. De hecho, el término forense se relaciona con actividades propias para el uso ante los tribunales y cortes, siendo esta la meta que un contador forense, convertirse en un auxiliar de justicia, una herramienta para las investigaciones que necesita un Juez para llegar a determinadas conclusiones en un caso específico.

¿En qué consiste la contabilidad forense?

Es definida como una aplicación de las habilidades contables a la investigación y análisis de las cuentas que tiene el objetivo de resolver los acertijos financieros, de un modo en el que se cumplan con los requisitos exigidos en las Cortes o Tribunales.

Un contador forense básicamente utiliza sus especiales habilidades relacionadas con la contabilidad, la auditoría, las finanzas, los métodos en que se llevan las cuentas, algunas disposiciones legales concretas, junto con la búsqueda, el análisis y la investigación, con el propósito de analizar, reunir y poder hacer una evaluación de las pruebas y evidencias, para poder interpretarlas y explicar lo que se encontró de las mismas.

¿Cuáles son las líneas en las que analiza e investiga un contador forense?

Son muchas las áreas financieras en las que pueden ser aprovechadas las habilidades especiales de un contador forense, entre las cuales se encuentran:

  • El cálculo de pérdidas económicas, por causa de daños, pérdidas de mercancías o incumplimiento de contratos.
  • Inconvenientes que se desarrollan luego de la adquisición de bienes o materias primas, por causa de mal consumo o por el incumplimiento de las garantías.
  • Determinar si una empresa o persona se encuentra en quiebra, o simplemente está pasando por una situación de insolvencia y sólo requiere de una reorganización.
  • Fraudes a empresas de seguros.
  • Fraude de impuestos.
  • Lavado o blanqueo de dinero.
  • Valuación de una actividad económica
  • Cómputos forenses.

¿Cuál es la actividad en la que más se solicitan los servicios de un contador forense?

Es muy frecuente que se contraten los servicios de un contador forense en casos de reclamaciones por negligencia profesional o mal manejo de un negocio, para evaluar y comentar sobre la actividad que hayan realizado otros profesionales, que pueden ser contadores también o no.

Pero también un contador forense puede ser contratado para analizar y establecer los ingresos de un demandado por pensiones alimentarias en los tribunales de familia. De esa forma se podrá establecer si el demandado posee ingresos que le permiten cumplir con sus obligaciones de manutención o no, y en caso de que las posea, será condenado por el Tribunal a ello, con base en la opinión profesional y experta de un contador forense.

¿Un contador forense puede ejercer sus habilidades en juicios penales?

¿Un contador forense puede ejercer sus habilidades en juicios penales?

Claro que sí. De hecho, las habilidades de un contador forense son absolutamente necesarias en aquellos casos en los que un individuo o empresa ha estado evadiendo el pago de impuestos, o en el caso de un individuo haya defraudado los fondos de una institución pública o privada.

Entre sus actividades normales en este campo, un la contabilidad forense sire para valorar los sistemas de contabilidad empleado por los sospechosos, analizando y exponiendo las cuentas, para determinar si los libros contables son creíbles.

Otra actividad en la que se emplea la contabilidad forense es para recabar información y hacer un análisis de datos que se guardan telemáticamente, con el objetivo de recuperar información, detectar actividades probablemente ilegales y fundamentar un reclamo por fraudes financieros.

¿Cuáles son las actividades que se desarrollan en la contabilidad forense?

Esencialmente, las que más se llevan a cabo son:

  • Recabar información contable.
  • Preparar la información encontrada.
  • Analizar la información contable
  • Elaborar un informe que contendrá los resultados de los hallazgos.

Un ejemplo del uso de la contabilidad forense es la revisión del récord de uso de una tarjeta de crédito corporativa, con la finalidad de descubrir si está siendo utilizada por un empleado para las compras que eran necesarias o si se aprovechó de la misma para su propio beneficio.

¿Cómo nació la contabilidad forense?

Esta disciplina especializada no fue definida hasta los años 40, acreditándose su nacimiento, en principio a un señor de nombre Frank Wilson, en los años 30, cuando el señor Wilson era empleado en el Servicio de Ingresos Internos de los Estados Unidos, quien fue designado para investigar las finanzas de muy conocido mafioso Al Capone.

Se podría decir que Wilson formó parte del equipo de Los Intocables de Eliot Ness, porque gracias al trabajo contable realizado fue posible llevar a la cárcel a Capone por evasión de impuestos en la ciudad de Chicago, Estado de Illinois, ya que a pesar de estar relacionado con múltiples hechos criminales y ser la cabeza de la organización mafiosa de esa ciudad, no se le pudo vincular con tales actividades.

¿Cómo se atrapó a Al Capone?

Gracias a la actividad contable desplegada por agentes federales, Al Capone no fue capaz de explicar de dónde provenía el dinero que gastaba y por qué no había declarado sus ingresos al Servicio de Ingresos Internos, que es la oficina ante la cual se declaraba el impuesto sobre la renta.

El particular análisis de contabilidad forense realizado por Frank Wilson provocó la caída de Capone, al demostrarse que había dejado de pagarle al gobierno estadounidense la suma de 215.080,48 dólares por beneficios que provenían de apuestas ilegales, siendo declarado culpable de evasión fiscal y sentenciado a diez años en una prisión federal. Fue con este preciso caso que adquirió total relevancia la contabilidad forense.