Quantcast

7 Claves para la seguridad en el sitio de trabajo

El trabajo de la construcción es uno de los más peligrosos, y los sitios de construcción son los lugares donde ocurren más accidentes laborales. Es por ello que los contratistas deben tomar medidas y acciones para mitigar los riesgos para los trabajadores y éstos, a su vez, deben tener en cuenta todas las precauciones cuando trabajan en condiciones peligrosas.

Se trata de un esfuerzo colectivo que deben poner en marcha las empresas que hacen a la industria de la construcción y sus trabajadores, tanto por razones éticas como económicas.

Aquí analizaremos ocho formas en que las empresas de construcción pueden reducir los accidentes en el lugar de trabajo y promover la seguridad en el sitio de construcción.

1.Tomar consciencia

El primer paso antes de que cualquier trabajador, sin importar su función o nivel de experiencia, empiece a realizar tareas en un sitio de construcción es la toma plena de consciencia  de los posibles peligros.

Cuando los potenciales riesgos son ignorados por parte del trabajador, es más factible que ocurran errores que pongan en peligro a sí mismo y a los demás. Por ello es necesario que cada operario esté informado y conozca las características del trabajo, los protocolos de seguridad y mantenga un estado constante de alerta para prevenir accidentes.

Es trabajo de los contratistas asegurarse de que todos los trabajadores sean conscientes de los peligros que conlleva trabajar en su sitio de construcción y deben protegerlos de los potenciales riesgos. Un empleador que no informe a su personal sobre cómo evitar accidentes y cómo garantizar la seguridad está fallando en su función.

Garantizar la seguridad de los trabajadores de la construcción y de todos en el sitio debe ser la prioridad número uno de cualquier contratista. Si los trabajadores no tienen conocimientos sobre seguridad en el sitio de construcción no se les debería permitir trabajar allí. Cada persona que pone un pie en un sitio de construcción debe ser consciente de los riesgos asociados con el trabajo y cómo prevenirlos con medidas claras de seguridad en el sitio de construcción.

2. Equipo y área de trabajo adecuados

Para garantizar la seguridad en el sitio de construcción, los contratistas deben brindar a los trabajadores el equipo adecuado y el área de trabajo en condiciones óptimas para el trabajo en cuestión. Sin el equipo adecuado, no se puede tener seguridad en el sitio de construcción porque siempre habrá una oportunidad de lesionarse usando un equipo incorrecto. Con el uso de equipos inadecuados un trabajador puede cometer errores que deriven en accidentes fatales. No solo cada equipo en el sitio de trabajo debe ser ideal para la tarea en cuestión, sino que las empresas de construcción deben asegurarse de que toda la maquinaria y el material se encuentren en perfecto estado de mantenimiento.

En la actualidad, este punto se ve facilitado por las ventajas y la calidad de servicio de empresas alquiladoras de maquinaria como easyAlquiler que, no sólo ofrecen el asesoramiento que permita alquilar la maquinaria más apropiada para las necesidades del proyecto, sino que garantiza el mantenimiento y service al día de su parque de equipos.

3. Entrenamiento constante

Los trabajadores pueden actualizar sus conocimientos sobre la seguridad estándar asistiendo a sesiones de capacitación periódicas. Estas sesiones de capacitación pueden repasar cosas simples como la protección contra caídas y el uso adecuado de escaleras, permitiéndoles saber qué medida de seguridad tomar en caso de un incidente. Una vez en el sitio de construcción, se deben practicar las habilidades obtenidas en la capacitación para garantizar que las prácticas de seguridad fueron incorporadas.

Otra forma de entrenamiento, se refiere al uso específico de maquinaria y equipos. easyAlquiler, por ejemplo, ofrece cursos de entrenamiento para el uso de diversas de sus máquinas. Accediendo a estas formaciones, el contratista garantiza no sólo el uso eficiente y correcto de la máquina alquilada, sino la seguridad del operario y de los demás miembros del personal.

4. Las condiciones en el sitio de trabajo

Las empresas constructoras también deben considerar los aspectos que no contribuyen directamente al proyecto de construcción pero que optimizan el desempeño de los trabajadores.

El personal debe tener acceso a suficiente agua potable disponible en el sitio, así como un lugar con sombra para evitar la deshidratación y las enfermedades relacionadas con la exposición al sol. Los proyectos de construcción más largos pueden incluso beneficiarse de estructuras de tela para almacenar los equipos y generar espacios de reposo apropiados. Cosas tan simples pueden pasarse por alto fácilmente, y si lo son, aumentan la posibilidad de lesiones en el sitio.

5. Comunicación eficiente

Es más probable que ocurran accidentes cuando los trabajadores no están seguros de qué esperar por lo que una comunicación clara de las metas y tareas podrá reducir los posibles inconvenientes.

El uso de dispositivos como teléfonos, walkie-talkies y auriculares permitirán una comunicación rápida y eficiente entre los miembros del personal, manteniéndolos actualizados con los avances y requerimientos en las tareas.

Informar al personal y asegurarse de que todos estén haciendo su trabajo es una forma práctica de asegurarse de que comprendan los requisitos de seguridad en el sitio de construcción.

6. Supervisión exigente

Los sitios de construcción requieren de una supervisión fuerte y capaz de hacer cumplir los estándares de seguridad sin excepciones. Aunque los trabajadores comprendan completamente las medidas de seguridad que deben aplicar a sus tareas, no siempre podemos confiar en que éstas se cumplen estrictamente.

Para esto, el encargado o capataz se convierte en el responsable de realizar el control a lo largo del día para poder corregir las acciones que comprometan los procedimientos de seguridad requeridos en el sitio de construcción.

7. Innovación permanente

La evolución tecnológica aplicada a la industria de la construcción ha permitido reducir ampliamente los riesgos en el sitio de trabajo.

Es fundamental que las empresas constructoras fomenten el desarrollo de nuevas prácticas que mejoren la seguridad y apliquen con exigencia los protocolos que establece la legislación destinada a proteger la integridad y salud de los trabajadores.

Tanto en las prácticas como en las maquinarias que se utilizan, la innovación aporta constantes mejoras en la calidad del trabajo, tanto en su eficiencia como en su seguridad.

Entre los objetivos principales de la industria de la construcción se encuentra la reducción del riesgo de accidentes en el sitio de trabajo. Para cumplir con este objetivo, las empresas pueden tomar acciones concretas como la capacitación de sus empleados o la adquisición de maquinaria adecuada y en perfecto estado para garantizar el mejor desempeño posible.

La seguridad está hasta en los pequeños detalles que cuidan de las personas que trabajan en el sitio de construcción. Atendiendo a todos estos puntos que mencionamos, lograremos reducir fuertemente los peligros en el área de trabajo, obteniendo mejores resultados tanto en eficiencia como en calidad en la realización de nuestros proyectos.