Quantcast

Decir ‘no’ al greenwashing con los sellos de calidad

La palabra ‘ecológico’ se ha convertido en una varita mágica para muchos directores de marketing. Pero, ¿realmente es ecológico todo lo que se vende como tal?.

La respuesta es ‘greenwashing’, el término que se ha popularizado para vender productos como si fueran ecológicos sin que lo sean totalmente. Para evitar esta peligrosa e injusta situación, la Unión Europea creó el sello EU Ecolabel que es un sistema de etiquetaje ecológico voluntario creado para comercializar productos y servicios que sean respetuosos con el medioambiente y que cumplan con una serie de criterios a lo largo de todo su ciclo de vida.

Un producto de limpieza con la etiqueta EU Ecolabel, se trata de un producto que: 

Sus ingredientes cumplen los máximos niveles de biodegradabilidad.

Sus ingredientes proceden de fuentes renovables certificadas RSPO.

Sus ingredientes tienen los mínimos niveles de toxicidad y ecotoxicidad.

Sus ingredientes están libres de compuestos alérgenos declarables.

Asegura la máxima eficacia, dato que se contrasta mediante ensayos realizados en laboratorios independientes frente a otros productos de referencia no ecológicos.

Es efectivo a bajas temperaturas, minimizando el consumo energético y la huella de carbono.

Su envase está diseñado para permitir su reciclabilidad.

Estos criterios están certificados y auditados por la administración comunitaria que garantiza que el producto EU Ecolabel es una alternativa viable, eficaz y económica a otros productos convencionales no ecológicos. Des de CARELI 2007, están orgullosos de poder comunicar que la etiqueta EU Ecolabel está impresa en todos los productos de la gama ECO de FLOPP, que es una de las gamas más potentes y disruptivas del mercado de la limpieza sostenible y que se ha convertido en una auténtica aliada del planeta. No solo por su formulación ecológica y sin microplásticos, sino también al tratarse de cápsulas concentradas e hidrosolubles, no transporta agua innecesariamente, razón por la cual ocupa menos espacio de almacenaje en el transporte, ahorrando también emisiones de CO₂ al planeta y, además, sus envases son libres de plásticos.

La gama ECO de FLOPP está compuesta por productos de limpieza ecológicos: un detergente lavavajillas (FLOPP ECO LAVAVAJILLAS), un detergente ropa (FLOPP ROPA ECO), otro para ropa bebé (FLOPP ROPA BEBÉ ECO) y dos friegasuelos (FLOPP ECO SUELOS UNIVERSAL y FLOPP ECO SUELOS PH NEUTRO), que están envasados en Doypacks, que son unos revolucionarios envases, libres de plástico, 100 % biodegradables y totalmente compostables.

Las ventajas de la gama ECO FLOPP siguen más allá del sello EU Ecolabel, ya que también tienen la certificación The Vegan Society, garantizando que los productos están elaborados 100 % con ingredientes de origen vegetal, son veganos y no están testados en animales.

Por eso es importante consumir con responsabilidad y dar valor a los sellos de calidad que acompañan los eslóganes publicitarios, porque en ellos está la garantía del anuncio. En FLOPP, utilizan el eslogan “limpiar sin ensuciar el planeta”, porque para esta empresa cuidar el planeta no es un recurso de marketing, sino su propósito.