Quantcast

Olvídate de la flacidez facial con este truco

La flacidez facial forma parte del proceso de envejecimiento. Comienza a producirse a los 28 años y a hacerse evidente a los 35. También se puede producir por el adelgazamiento brusco o los cambios reiterados de peso, una alimentación pobre en proteínas, un exceso de glúcidos y harinas, y el sedentarismo. Los expertos recomiendan para prevenir la flacidez facial, realizar ejercicio físico moderado de forma regular y seguir una dieta rica en antioxidantes. A continuación te contamos el truco para olvidarte de la flacidez facial.

El hábito que acelera la flacidez en la piel

El hábito que acelera la flacidez en la piel

Una falta crónica de sueño o un sueño crónico de baja calidad se asocia con el envejecimiento prematuro de la piel, y a una peor respuesta a factores agresores externos. Se encuentra en estos pacientes mayor laxitud de piel, más arrugas finas y mayor pérdida de grasa subcutánea. Así lo indicó la dermatóloga del Hospital Puerta de Hierro, en Madrid, Irene Salguero. La especialista explicó que la recomendación de dormir entre siete y ocho horas diarias beneficia a todo el organismo, incluida la piel. De lo contrario, la falta de sueño, puede tener efectos negativos en el cutis.