Quantcast

Olvídate de la flacidez facial con este truco

La flacidez facial forma parte del proceso de envejecimiento. Comienza a producirse a los 28 años y a hacerse evidente a los 35. También se puede producir por el adelgazamiento brusco o los cambios reiterados de peso, una alimentación pobre en proteínas, un exceso de glúcidos y harinas, y el sedentarismo. Los expertos recomiendan para prevenir la flacidez facial, realizar ejercicio físico moderado de forma regular y seguir una dieta rica en antioxidantes. A continuación te contamos el truco para olvidarte de la flacidez facial.

Qué es la flacidez facial

Qué es la flacidez facial

A todas las mujeres, con la edad, se nos vuelve la piel flácida, y como es lógico, este hecho nos disgusta. La flacidez es una condición cosmética que ocurre de manera natural a muchas personas a medida que envejecen. La piel pierde su aspecto juvenil, ya que con el tiempo pierde elasticidad y volumen, y que causa un descolgamiento, lo que resulta en papada y bolsas en los ojos. Si ya has pasado los 30 años y no has tomado las medidas oportunas para proteger tu piel, debes seguir algunos consejos que te ayudarán a evitar la pérdida de firmeza y retrasar la aparición de la flacidez facial.