Quantcast

¿Qué es y para qué sirve la Ashwagandha? El equipo de Valentia Biologics nos lo explica

La Ashwagandha es una planta de hoja perenne oriunda de África y Asia. Desde hace un tiempo se habla de sus posibles efectos beneficiosos para el ser humano, pero todavía se está recabando información que asocie el extracto procedente de esta planta con potenciales ventajas frente a distintos estados del organismo.

Sí se sabe que, muy probablemente, la Ashwagandha contenga elementos y sustancias de origen químico que contribuyan a mantener el cerebro en un estado calmado, ayudando, además, a reducir la hinchazón. También se ha hablado de que puede que sea de gran ayuda a la hora de disminuir la presión arterial, y se están estudiando sus posibles efectos en el sistema inmunológico.

La Ashwagandha y su uso como potencial adaptógeno

Los adaptógenos son sustancias que se emplean para ayudar al cuerpo a llevar a cabo determinados procesos. A pesar de que sus efectos pueden ser variables y la evidencia científica es siempre la que tiene la última palabra sobre la utilidad real de estas sustancias, sus potenciales beneficios y la posible ayuda que pudieran proporcionar al organismo los convierte en elementos de interés a los que conviene no perder de vista.

El papel de un adaptógeno es el de, precisamente, ayudar al cuerpo a adaptarse a una serie de factores, circunstancias o situaciones a las que sea probable que se exponga. Sin embargo, los expertos insisten en que estos beneficios deben estar corroborados con alguna evidencia científica que realmente pueda confirmar que su uso pueda reportar algún tipo de beneficio al organismo.

“Los adaptógenos son elementos que pueden ser de ayuda para el cuerpo en determinadas situaciones, pero para conocer el alcance de esa contribución y determinar si realmente esta existe, se deben realizar diversos estudios que permitan medir sus potenciales beneficios. Así, el usuario podrá tener información concreta sobre qué papel ejerce realmente cada elemento y basar su elección en datos concretos y probados”, explican los expertos.

La Ashwagandha se encuentra dentro del listado de potenciales adaptógenos, aunque su contribución al organismo todavía está en fase de estudio. Sin embargo, la premisa es prometedora, tal y como los propios expertos reconocen: “se ha hablado de que la Ashwagandha podría ayudar al cuerpo a combatir algunos de los síntomas del estrés. Aunque atajar el problema que es la fuente de ese estrés depende de otros factores, la Ashwagandha podría ser de ayuda para que el cuerpo mitigue las consecuencias de una situación de alto estrés, algo que, sin duda, es prometedor”, reconocen.

Origen y uso de la Ashwagandha en el campo de los complementos alimenticios

El extracto de Ashwagandha es el producto que se emplea para la elaboración de complementos alimenticios y procede de la Whitania Somnifera, el nombre con el que se conoce a esta especie. Su uso se ha asociado durante años a la región de India de manera predominante pero no exclusiva, y desde hace algún tiempo ha ido adquiriendo notoriedad en Occidente.

Aunque es posible que la Ashwagandha pueda ser de ayuda para mantener a raya algunos de los síntomas asociados al estrés, es importante que, al igual que cualquier otro producto de origen vegetal, sea consumido en las dosis adecuadas para evitar efectos secundarios desagradables.

“La Ashwagandha consumida en exceso puede causar irritaciones estomacales, malestar intestinal y puede desembocar en episodios de diarrea. Además, su uso en periodos de gestación está desaconsejado y se debe tomar en intervalos espaciados de, como máximo, tres meses”, explican los entendidos en la materia.

Por eso precisamente, es posible encontrar comprimidos de extracto de Ashwagandha en tiendas especializadas como Valentia Biologics, ya que es la manera más segura y cómoda de consumirlos.

“Las dosis están reguladas y las cantidades están ajustadas para evitar que estos episodios incómodos se produzcan, y esa precisamente es la razón por la que los usuarios normalmente confían en nosotros, ya que hemos demostrado nuestro buen hacer en complementos de todo tipo con resultados muy positivos”, confirman.

Consejos a la hora de utilizar la Ashwagandha como complemento

Valentia Biologics es el portal de referencia para la comercialización de complementos alimenticios de múltiples clases, y como tales, conocen mejor que nadie sus potenciales propiedades y cómo pueden ayudar al organismo a combatir ciertos síntomas asociados con el estrés y la ansiedad.

“Aunque los estudios continúan en torno a la Ashwagandha, las dudas que existen en torno a su combinación con ciertos medicamentos hacen que haya que ser cautos si se toman de manera recurrente antidiabéticos, antihipertensivos, depresores del sistema nervioso central, inmunosupresores o benzodiazepinas”, señalan desde Valentia Biologics. “Es importante que, hasta que no se tengan todos los datos, quienes tengan estos medicamentos prescritos traten de moderar su consumo de Ashwagandha hasta que estas posibles interacciones queden confirmadas o desmentidas por completo”.

Por tanto, queda claro que existen indicios de que la Ashwagandha puede ser un aliado potencial en la lucha contra los síntomas del estrés, ayudando al cuerpo a entrar en un estado de relajación y fomentando el sosiego en los momentos en los que más susceptible se pueda ser de sufrir un pico de estrés.

“A pesar del potencial beneficio de la Ashwagandha, conviene respetar los tiempos del método científico para poder disponer de datos corroborados que puedan confirmar hasta qué punto este extracto puede ser de ayuda para el organismo”, sentencian desde la firma.