Quantcast

El truco para que la yema del huevo quede en el centro al cocerlo

Quien diría que hasta en algo tan sencillo como hacer unos huevos pasados por agua tiene su técnica. La mayoría de nosotros diríamos que lo que tienes que hacer es poner un cazo con agua a hervir y echarle los huevos dentro y listo, pero no es tan sencilla la cosa como la pintan. En particular si quieres hacer algún tipo de elaboración posterior con los huevos cocidos y necesita que las yemas estén lo más centradas posibles.

Eso es algo que normalmente no se logra y que puede crearnos inconvenientes al momento en que los vayamos a pelar, y si las yemas quedan muy hacia un lado, es posible que la pared dela clara que nos quede no sea lo suficientemente fuerte para que los rellenemos con lo que deseemos, pero no te preocupes, porque para todo existe un truco y hoy queremos que te enteres de cuál es el truco para que la yema del hubo cocido se quede en el centro.

¿Todo es cuestión de técnica?

¿Todo es cuestión de técnica?

Si. A veces el conocimiento empírico no es suficiente, por ejemplo, ¿sabes cómo tienes que hacer para que la cáscara del huevo no se rompa cuando los estés hirviendo? Hasta eso tiene su técnica, y la misma comienza con el paso previo a poner a cocer los huevos. Si los conservas en el frigorífico, lo mejor es que los saques de ella mucho antes de que vayas a usarlos, hasta que tomen la temperatura ambiente.

Lo que puede ocurrir es que si los sacas del frigorífico y los coloca si inmediatamente en el agua hirviendo, es posible que las cáscaras se agrieten, así que ya tienes el primer paso del truco para lograr unos huevos cocidos perfectos.

¿Hay que medir y preparar el agua?

Si. No se trata únicamente de que eches agua en un cazo y lo pongas a hervir y listo. Al contrario, lo primero que debes hacer es asegurarte de que al cazo le vas a poner el agua suficiente como para que cubra por completo los huevos, sin olvidarte de agregarle al agua un poquito de bicarbonato o un chorrito de vinagre, porque eso te va a ayudar a pelar más fácilmente los huevos cuando estén listos. ¿A que éste segundo truco no lo sabías?

¿Cómo se hace para que la yema quede en el medio?

Lo más seguro es que prácticamente en todas las oportunidades en las que has cocido un huevo, cuando lo partas por la mitad, te encontrarás con que la yema ha quedado hacia un lateral en el interior del mismo, lo que es contraproducente si queremos rellenarlos. Entonces, lo que tienes que hacer es precalentar el agua y cuando ya esté hirviendo y los huevos se encuentren a temperatura ambiente, los introduces en el cazo y la propia agua hirviente hará que los huevos se desplacen en forma de giro.

Si quieres estar más seguro de la maniobra, lo que puedes hacer tomar una espátula o un removedor de madera y girar los huevos con cuidado, en particular cuando los introduzcas inicialmente en el agua hirviente, hasta que los propios huevos se muevan en el agua solos, sin ayuda externa.

¿Cuánto tiempo debo dejar los huevos en cocción?

¿Cuánto tiempo debo dejar los huevos en cocción?

En cazo de que lo único que quieras hacer es comerte el huevo cocido, sin más pretensiones, hay dos opciones, y son que los sumerjas en agua fría o en agua hirviendo. Si los pones en agua hirviendo, lo que se recomienda es que los dejes hervir un minuto más que en el cazo de que los hayas sumergido en agua fría, porque no se habrán ido calentando junto con el agua.

Ahora bien, una vez que el agua esté hirviendo, si quieres que el huevo te quede duro, porque vas a realizar posteriormente otra preparación, como rellenarlos con ensalada de atún o con cualquier otra preparación, hay que dejarlos cocer por un lapso de diez minutos en el cazo y así lograrás unos huevos absolutamente cocidos, pero si te gustan las huevos a la mollet, que son los que quedan con la clara totalmente cuajada y la yema muy cremosa, los debes dejar cocer ocho minutos, y si lo que quieres es huevos pasados por agua o huevos poché, los debes hervir solamente tres minutos.

¿Qué se debe hacer antes de proceder a quitarles la cáscara?

Este es un el último paso, pero es muy importante, y consiste en sumergirlos en agua fría luego de que los hayas cocido por el tiempo recomendado para el cocinado, dependiendo del tipo de huevo cocido que desees consumir, para ello, simplemente prepárate, teniendo otro recipiente listo con agua fría o agua con un poco de hielo y a medidos que los cayas sacando del agua hirviendo con una espumadera, los vas colocando en su interior.

Ahora espera a que estén totalmente fríos, y comienza a quitarles la cáscara con mucho cuidado para que no dañes las claras de los huevo y verás como la yema del huevo te queda en el centro del huevo. En este momento sólo tendrás que usar una cucharilla para sacarles las yemas y agregarlas a la mezcla con la que vas a rellenarlos y verás que la presentación de los huevos rellenos tendrá el aspecto de un platillo realizado como un profesional.

¿Si tienes problemas con quitarle la cáscaras a los huevos?

Si seguiste nuestros pasos, y le agregaste al agua media cucharada de bicarbonato o un chorro de vinagre, no deberías tener problema alguno al pelarlos, y para ello, debes golpear cada extremo del huevo sobre una superficie que sea dura para que se fracture, pero con delicadeza. Se formará un pequeño círculo en cada extremo y procede a quitarlo.

Lo que viene ahora puede ser que no te parezca muy higiénico, pero debes colocar la boca en los círculos que quedaron después de quitarles las cáscaras y debes soplar muy fuerte. En caso de que el huevo no haya salido, entonces usa los dedos y comienza a separar suavemente las cáscaras y las membranas con la uñas, y debe ser muy sencillo el proceso.