Quantcast

Robles proclama su «orgullo» por los miembros del CNI

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha proclamado este miércoles su «orgullo» por los 3.000 miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y ha subrayado que todos los servidores públicos trabajan «solo y exclusivamente» conforme a la ley, a la vez que ha remarcado que España cuenta con instituciones «sólidas y fiables» y que la administración de justicia es la única responsable de esclarecer cualquier presunto hecho delictivo.

Robles ha hecho este alegato en defensa de los trabajadores públicos al final de su intervención ante la Comisión de Defensa del Congreso, donde ha comparecido para presentar la ‘Brújula estratégica’ de la Unión Europea.

Tras repasar las novedades de este documento que marca la política de seguridad y defensa de la UE para la próxima década, ha aprovechado para salir en defensa de los trabajadores del Estado. «Me siento particularmente orgullosa de los servidores públicos de este país«, ha asegurado citando a los miembros de las Fuerzas Armadas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de la administración de justicia y también del CNI, que este mes cumple su 20 aniversario.

En un momento en el que el centro de inteligencia está en el punto de mira por los casos de espionaje, ha recordado que muchos de sus miembros incluso «han pagado con sus vidas» haber cumplido con su deber en defensa de «la paz, la libertad y la seguridad» de los ciudadanos.

Robles ha insistido en que los funcionarios trabajan en «los destinos más variados», de forma «anónima» y sin buscar «publicidad». «La Unión Europea sabe que España es un país serio, con instituciones sólidas, fiables, un compromiso inequívoco con el Estado de Derecho y que todos los servidores públicos actúan solo y exclusivamente con arreglo a la legalidad«, ha reivindicado.

En este sentido, ha puesto en valor también el trabajo de la administración de justicia, a la que ha señalado como la única con responsabilidad para dirimir los presuntos hechos delictivos. «En democracia, los que somos demócratas, creemos en la sociedad democrática, sabemos que las responsabilidades, autorías y hechos delictivos los persiguen los hombres y mujeres que trabajan en la administración de justicia«, ha insistido.

NADA QUE OCULTAR

Por ello, ha garantizado que el Gobierno acudirá a los tribunales siempre que sea necesario –«nunca hay nada que ocultar»– y ha animado a hacerlo también a cualquiera que tenga conocimiento de que se ha podido cometer un delito. «Ellos son los que dilucidan responsabilidades», ha subrayado.

Robles ha avisado así de que no acepta «especulaciones» ni acusaciones «sin pruebas», reiterando el trabajo en favor de los ciudadanos de los funcionarios y apuntando que los cargos públicos solo tienen la «obligación» de «servir y ser transparentes».

«No va a poder nadie con la fortaleza de las personas de ley que cumplen con la legalidad y que están en todo momento arrimando el hombro en un acto de generosidad y no en la descalificación permanente a las instituciones», ha aseverado.