Quantcast

Callos asturianos: el plato que le da la vuelta a los madrileños

A diferencia de los madrileños, los callos asturianos no llevan morcilla o chorizo; y por esta razón, son considerados como más suaves y finos. Para disfrutarlos al máximo suelen acompañarse con garbanzos cocidos con espinaca y bacalao y por supuesto, para cerrar la comida, la presencia de un postre tradicional no puede faltar.

Si eres de los que no se resiste al sabor de los buenos ricos platos tradicionales, tienes que preparar estos callos asturianos; te garantizo que no te vas a arrepentir.

Ingredientes que vas a necesitar

Callos asturianos: el plato que le da la vuelta a los madrileños
Foto: YouTube

Tal como te he comentado, la diferencia más notable de los callos asturianos con los madrileños, es el tipo de proteína animal utilizada. Los asturianos están llenos de colágeno puro, y son de los más suaves y tiernos que puedas imaginar. Toma nota de los ingredientes que vas a necesitar y pasemos al paso a paso.

Los ingredientes que vas a necesitar para este plato lleno de tradición serán: 3 kg de callos de ternera, 1 pata de res, 4 manitas de cerdo, 350 gramos de jamón serrano picado en pequeños dados, 400 gramos de lomo de cerdo en dados pequeños, 4 cucharadas de pimentón dulce, y un poco de pimentón picante al gusto, 2 cebollas grandes, 5 dientes de ajo, 2 rebanadas de pan del día anterior, 1 vaso de vino blanco, 1 guindilla, aceite, pimienta, sal y hojas de laurel.