Quantcast

Por qué deberías limpiarte el ombligo a fondo

Al momento de higienizar nuestro cuerpo, todos nos preocupamos de las mismas zonas principales, cabeza, cuello, brazos, piernas, axilas, pies y manos, pero dejamos pasar por alto una parte muy importante que también necesita ser limpiada a fondo, la cual es el ombligo. Esta parte de nuestro cuerpo necesita de mucha atención, ya que de lo contrario podría volverse un foco de bacterias y desprender malos olores.

Bacterias y hongos

Bacterias y hongos

Aunque a primera vista no lo parezca, nuestro ombligo es una zona muy peligrosa de nuestro cuerpo, ya que en él se resguardan y reproducen una gran cantidad de hongos y bacterias, las cuales a largo plazo pueden llegar a provocar infecciones si el ombligo no es limpiado y desinfectado como debería.

Esperemos que con esto veas lo importante que es limpiarte el ombligo en cada baño y aprendas sobre algunas curiosidades que no sabías sobre tu propio ombligo.

¿Puedo limpiar mi ombligo utilizando materiales e ingredientes naturales?

¿Puedo limpiar mi ombligo utilizando materiales e ingredientes naturales?
15/11/2018 Ostomía, paciente ostomizado ESPAÑA EUROPA MADRID SALUD CEDIDA / HOLLISTER

La respuesta es sí, perfectamente puedes hacer uso de materiales naturales para así limpiarte de manera correcta tu ombligo, dejándolo libre de bacterias, hongos, infecciones y malos olores. Para ello, a continuación, te diremos cómo hacerlo utilizando aceite de árbol de té.

Una de las mejoras cosas que tiene el árbol de té, es su capacidad antifúngica, lo que lo vuelve un gran aliado a la hora de combatir y prevenir infecciones y hongos a los cuales el cuerpo humano constantemente se encuentra expuesto.

Ahora el mejor modo de limpiarte tu ombligo con árbol de té, es hacerlo utilizando un hisopo, el cual se humedecerá utilizando aceite de árbol de té, luego de haber hecho esto procederás a tomar el hisopo y pasarlo con mucha suavidad dentro del ombligo para así poder desinfectarlo y limpiarlo. En caso de tener el ombligo hacia afuera, no uses un hisopo, sino una esponja, la cual humedecerás con aceite de árbol de té.

Debes tener mucho cuidado de no excederte con la cantidad de aceite de árbol de té, ya que en caso de hacerlo terminarás con tu ombligo muy irritado.