Quantcast

‘La violencia sexual en conflictos armados’: Rafael Gómez Montoya habla claro en su nuevo libro

‘La violencia sexual en conflictos armados’, así se llama el nuevo libro de Rafael Gómez Montoya, político del PSOE, ex alcalde de Leganés y actual diputado socialista de la Asamblea de Madrid, con el subtítulo ‘Un arma de guerra fuera del control de la legalidad internacional’. Son palabras que lo dicen todo, esa «otra guerra» que sufren las mujeres más allá de trincheras y campos de batalla. Se dice que la primera víctima de las guerras es la verdad, pero las víctimas más dramáticas son las mujeres y los niños.

En el caso de las mujeres, con el agravante, aparte de la propia muerte, de agresiones sexuales por parte de soldados, como se está reportando ahora en la invasión rusa de Ucrania. Una terrible práctica desgraciadamente inherente a la guerra, sobre todo por parte de tropas invasoras, y que se producen desde que el mundo es mundo. Y desde que el mundo es mundo ha habido conflictos bélicos y con ello abusos sexuales ante las mujeres del enemigo.

VÍCTIMAS CIVILES

El libro explica como desde el fin de la Guerra Fría, los conflictos armados, las guerras, ya no son iguales: la mayor parte de ellas son civiles, dentro de un mismo Estado, en contextos muy inestables y con trágicas consecuencias humanas. Las formas incluyen métodos donde la violación masiva de los Derechos Humanos es habitual, donde se recluta a niños y adolescentes, donde el miedo y el terror son estrategias en un concepto asimétrico de conflicto profundamente violento e ideologizado por razón de etnia, credo o control económico.

Como se desglosa en la sinopsis del libro más pormenorizadamente: «La violencia sexual se emplea como táctica de guerra con el objeto de atacar a civiles, de manera deliberada, o como parte de una estrategia de ataque sistemático, generalizado y metódico. Porque atacar a mujeres y niñas no sólo genera miedo en la población civil, sino que puede llevar a destruir varias generaciones del supuesto enemigo, generalmente de una etnia contraria a la de los atacantes, lastrando el futuro de los pueblos de manera genocida.»

Imputada la mujer del exalcalde de Leganés Rafael Gómez Montoya | Madrid |  EL MUNDO

REPASO POR LO PEOR DEL SER HUMANO Y EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

Rafael Gómez Montoya personaliza acertadamente estas terribles vivencias, a través de testigos y vivencias narradas en primera persona. No es algo del pasado, sino muy actual, no sólo ahora en Ucrania, sino en conflictos recientes como la guerra de los Balcanes (1991) y después en Ruanda (1994). Pero hoy, veinte años después de la Sentencia Akayesu y otros tantos años después de la histórica resolución 1325 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, estas prácticas se siguen sucediendo. 

LA YIHAD SEXUAL

También el libro aborda la » Yihad sexual en el autodenominado Estado Islámico», que «es un sistema de captación y radicalización de mujeres de cualquier parte del mundo por parte de los insurgentes; también un reclamo de miles de mujeres al servicio de los yihadistas en el Estado Islámico. La
violencia sexual en conflictos armados es analizada desde las principales teorías criminológicas y victimológicas, llegando a la conclusión de que la Criminología del siglo XXI debe ser la de los Derechos Humanos y ocuparse, entre otros, de este importantísimo y dramático asunto.»

EL AUTOR

Rafael Gómez Montoya, nacido en Madrid en 1967, completó los estudios de Director de Seguridad Privada de la Universidad Politécnica de Madrid. Es licenciado en Criminología por la Universidad Camilo José Cela de Madrid y es miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Criminólogos. Como experto en la materia, su primer libro versó sobre ello: ‘Diccionario terminológico de la seguridad privada’, escrito en 2014.

En 1985 comienza su trayectoria política, ingresando en las Juventudes Socialistas, ocupando el cargo de Secretario General de Leganés. Un año más tarde ingresa en el PSOE y en 1987 ya es concejal del Ayuntamiento de Leganés, del que acabó siendo alcalde entre 2007 y 2011. En la Asamblea de Madrid desempeñó el cargo de Portavoz Adjunto de Justicia e Interior, siendo el Portavoz de Seguridad Ciudadana. Ha sido también Portavoz de Justicia e Interior del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid.