Soufflé de queso: la receta más fácil que hará que quede esponjoso

Ligero, esponjoso, dorado y delicioso, son solo algunos calificativos para definir un buen soufflé. Esta preparación tradicional de la cocina francesa, es una de las consentidas de la alta cocina y no hay restaurante gourmet en el que no sea servido.

Con un aroma delicioso y tentador y con una consistencia inflada perfecta, el soufflé de queso es uno de los consentidos y aunque puede parecer difícil de preparar, la verdad es que resulta muy sencillo. Anímate con la receta que hoy te presentamos y atrévete a sorprender a todos.

El soufflé de queso, otra delicia de Francia para el mundo

El soufflé, como tantos otros platos considerados como de alta cocina, tuvo su origen hacia la primera mitad del siglo XVIII en la cocina francesa. Su nombre proviene del verbo “souffler”, el cual hace referencia a su característica más emblemática: lo inflado que es.

El término se utilizó para referirse a cualquier preparación que estuviese suavizada con claras de huevo y de hecho, se usó para dar nombre a las famosas “omelette soufflé”. Al pasar el tiempo, la palabra comenzó a utilizarse para dar a conocer otras preparaciones gastronómicas que incluyeran otros ingredientes aparte de los huevos.