Quantcast

El grave motivo por el que debes evitar los cereales en el desayuno

En los desayunos es muy recurrente acudir a los cereales, ya sea mezclado con leche o yogur. Sin embargo, no es aconsejable consumir una ración grande debido a que estos productos que se adquieren en el supermercado, suelen estar saturados de azúcar añadido.

Habitualmente en los etiquetados es posible encontrar una ración recomendada, o “porción”, en la cual los valores nutricionales suelen ser aceptables, pero estas recomendaciones no aparecen en algunos. Pero si quieres desayunar con este alimento, elige los que contienen al menos 3 gramos de fibra por porción. Aun así, seguimos contándote los motivos por el que debes evitarlos.

Composición nutritiva de los cereales

Composición nutritiva de los cereales

Los cereales de desayuno están compuestos en mayor proporción por hidratos de carbono que aportan las harinas empleadas, los azúcares simples y otros ingredientes añadidos, como la miel, el caramelo, las frutas o el chocolate. En algunos casos alcanzan el 90% de la composición y, en menor proporción, se encuentran otros nutrientes como proteínas, grasas, fibra, vitaminas y minerales. Los cereales se fortifican en diversas vitaminas -B1, B2, B3, B6, folatos, B12 y vitamina D-. Por esta razón, una ración de 40 g de cereales cubre la cuarta parte de la cantidad diaria recomendada -CDR- de dichas vitaminas.