Quantcast

Cómo aliviar los síntomas de la alergia de primavera

La primavera trae consigo los molestos síntomas de la alergia al polen. Es una de las afecciones más sufridas por la población. De hecho, en España alrededor del 20% de la población la padece. Algunos de los síntomas más comunes son la congestión nasal, el lagrimeo y enrojecimiento de los ojos, la conjuntivitis o el aumento de la mucosidad nasal. No existe remedio que lidiar con ello, pero si una serie de consejos que te ayudarán a mejorar y así, poder disfrutar de esta estación tan bonita. A continuación te recomendamos una serie de hábitos que, si los adoptas, mejorarán sensiblemente tu exposición al polen.

Alergia: mantener una correcta hidratación en los ojos

Alergias: mantener una correcta hidratación en los ojos

Se estima que un 25% de la población sufre conjuntivitis alérgica, una dolencia que se potencia con la llegada de la primavera. La sequedad en los ojos puede dar lugar a complicaciones como irritación, picor, incluso escozor, lo que puede ser muy molesto para la persona que lo sufre. Para mantener la hidratación de los ojos de forma correcta, se puede hacer uso de algún colirio de lágrimas artificiales o un suero fisiológico para hidratar y mantener la zona limpia. De esta manera, conseguiremos hidratar y mantener la zona limpia y una considerable reducción de los síntomas.