Fabes con almejas: estas son las mejores que puedes usar

Si hay un tipo de alimento que se consume con frecuencia en España, esas son las legumbres; y de todas, las fabes y garbanzos, tienen un importante protagonismo. Las fabes suelen disfrutarse en diferentes platos; y aunque uno de los más icónicos es la fabada asturiana, esta leguminosa da para preparar diversidad de presentaciones; entre ellas, las más deliciosas fabes con almejas.

Ahora bien, ¿cuáles son las mejores para usar y cómo se preparan para tener un resultado espectacular? Quédate a conocer estos detalles y sorprende a todos con un plato que dará de qué hablar.

[nextpage]

De fabes, judías y alubias, el rico sabor que llegó a España

Antes de la llegada de las alubias a España, el rey de las leguminosas era definitivamente el garbanzo; ingrediente estrella de los más diversos cocidos y potajes. Fue alrededor del siglo XVI, posterior al descubrimiento de América, cuando las judías llegaron a territorio Europeo para comenzar a formar parte de su gastronomía.

Las fabes rápidamente alcanzaron una gran popularidad y su presencia, junto a otros alimentos como patatas, tomates y pimientos, llego a convertirse en un infaltable del recetario popular.

     [/nextpage][nextpage]

La faba de la Granja, todo un símbolo de tradición asturiana

Fabes Con Almejas Estas Son Las Mejores Que Puedes Usar

Si bien, llegaron en el siglo XVI, lo cierto es que con los años, los campesinos asturianos mejoraron, cuidaron y cruzaron a las alubias, dando paso a la creación de las fabes de la Granja. Estas alubias consideradas como carne para pobres, gracias a su alto índice de proteínas, llegó a convertirse en la mejor de todo el territorio español. 

Contando con su denominación de origen, las fabes de la granja son todo un regalo para el paladar y su utilización en los más diversos platos, llena de consistencia, presencia y sabor para el máximo disfrute. Solo en la tierra asturiana se producen, y se han convertido así en el símbolo de la tradición y calidad que hoy por hoy representa.

     [/nextpage][nextpage]

Estas son las mejores fabes para preparar con almejas

Fabes Con Almejas Estas Son Las Mejores Que Puedes Usar

Las fabes de la Granja, no solamente son las mejores al momento de preparar la tradicional fabada asturiana, sino que también en esta receta que hoy te traemos, es considerada la mejor para utilizar.

Al combinarse con el rico sabor y aroma marino de las almejas, estas fabes resultan ser deliciosas, saciantes y de un potente sabor y contenido vitamínico. Si quieres disfrutar de un plato verdaderamente lleno de sabor, no pierdas ningún detalle y triunfa definitivamente apenas las presentes a la mesa.

Conoce estas 10 recetas más allá de la fabada para comer fabes y prepáralas, también en las más ricas ensaladas y potaje.

     [/nextpage][nextpage]

Ingredientes para preparar este plato con sabor a mar y huerto

Fabes Con Almejas Estas Son Las Mejores Que Puedes Usar

Para preparar este delicioso plato de fabes con almejas, requieres de unos ingredientes muy sencillos y seguir unos pasos bastante simples para su preparación. Por supuesto, tal como sucede con otros platillos, en los que las leguminosas son las protagonistas, requieres de tiempo y un poco de paciencia para disfrutarlo. Aunque si tienes una olla rápida, los tiempos se reducen significativamente.

Los ingredientes que necesitas para cuatro personas son: 750 gramos de fabes de la Granja, ½ kg de almejas, 2 cebollas, 2 hojas de laurel, azafrán, ½ cabeza de ajos, 100 ml de vino blanco, 1 cucharada de harina, perejil fresco, sal y aceite de oliva.

     [/nextpage][nextpage]

Pon a remojar las leguminosas

Fabes Con Almejas Estas Son Las Mejores Que Puedes Usar

La preparación comienza la noche anterior con el remojo de las fabes. Ponlas en un bol y vierte una generosa cantidad de agua, la necesaria hasta cubrirlas por completo. De hecho, la cantidad de agua debe superarlas considerablemente.

Déjalas en remojo durante toda la noche y el día de la preparación, escúrrelas muy bien, ya que utilizarás agua nueva para cocinarlas.

     [/nextpage][nextpage]

Comienza con la cocción de las fabes

Una vez que tengas las fabes escurridas del agua del remojo, ponlas en una olla ancha y cúbrelas con suficiente agua fresca.

La cantidad de agua que añadas debes ser suficiente como para cubrirlas bien, por lo menos unos dos o tres dedos por encima y pon la olla al fuego fuerte.

     [/nextpage][nextpage]

Dales más sabor

Una vez que tengas la olla en el fuego fuerte y el agua comience a hervir, pela la cebolla y añádela entera; agrega también las hojas de laurel, la mitad de los dientes de ajo pelados y un chorrito de aceite de oliva.

Disminuye el fuego y deja cocinar por 2 horas. Sin dejar que el agua llegue a hervir, ya que esto haría que las fabes se rompan. Durante el proceso de cocción puedes remover ocasionalmente, pero tomando la olla por sus asas y moviendo un poco en círculos. No sumerjas cucharas, pues estas también pueden romper las fabes.

A medida que el agua vaya disminuyendo, vierte uno que otro vaso de agua fría para asustar a las fabes. Hazlo solo un par de veces. Retira también la espuma que pueda formarse en la superficie.

     [/nextpage][nextpage]

Prepara las almejas

Antes de comenzar con la cocción de las almejas, es necesario lavarlas muy bien. Utiliza agua salada fría para que estas se abran y luego escúrrelas bien. Conoce los pasos que debes seguir para limpiar de forma correcta las almejas.

Vierte en una olla un poco de agua y llévala al fuego fuerte. Una vez que el agua comience a hervir, añade las almejas para que se abran. Cuando lo hagan, retíralas del fuego y reserva.

     [/nextpage][nextpage]

Un rico sofrito lleno de aroma y sabor

Para llenar de sabor este plato, pela la cebolla y pícala finamente. Pica también los dientes de ajo y el perejil fresco. Lleva todo a una sartén antiadherente con un chorrito de aceite de oliva y ponlo al fuego medio. Saltea un poco para que la cebolla se cocine quedando pochada y un poco dorada.

Cuando la cebolla esté en su punto perfecto, añade la harina y remueve bien durante un minuto. Vierte el vino blanco, espera que se evapore el alcohol y añade el caldo de cocción de las almejas previamente colado. Añade el azafrán y vierte esta mezcla en la olla en la que se encuentran las almejas.

     [/nextpage][nextpage]

Termina la preparación de estas fabes con almejas que están de vicio

Una vez que tengas las almejas con el sofrito, pruébalas y añádeles un poco de sal. Disminuye el fuego y deja cocinar por 30 minutos más. Pasado este tiempo, rectifica la sal nuevamente.

Pon las almejas en la olla con las fabes y deja cocinar por algunos minutos. Sirve este rico plato de cuchara bien caliente y si lo quieres aún más sabroso, prepáralo en víspera. De esta forma, los sabores estarán más concentrados.

    [/nextpage]