Quantcast

Beneficios de practicar un deporte de contacto como el boxeo

El boxeo es una disciplina que en la actualidad no está demasiado bien vista. Gran parte de la culpa la tienen ciertas competiciones que se retransmiten por TV, que poco tienen que ver con el auténtico boxeo, en las que los contrincantes se aporrean sin miramientos y sin piedad, utilizando incluso las piernas.

Sin embargo, el boxeo real es un deporte que se caracteriza por su nobleza y sus férreas reglas, destinadas a proteger la integridad física de los contendientes. Adicionalmente, la práctica amateur del boxeo ligero tiene indiscutibles beneficios para nuestra salud.

Evidentemente, antes de comenzar a practicar este controvertido deporte deberemos dejarnos asesorar por un preparador experto en esta disciplina y utilizar un equipo de protección y unos guantes de boxeo; de la máxima calidad.

Conozcamos los beneficios del boxeo para nuestro organismo y para nuestra mente:

El boxeo es un gran ejercicio para ejercitar el corazón y tonificar los pulmones

El boxeo es uno de los mejores entrenamientos cardiorrespiratorios que se pueden hacer. La naturaleza del movimiento es de cuerpo entero y no hay un músculo que no se utilice cuando se realiza un entrenamiento de boxeo.

Como resultado, el corazón y los pulmones se ven obligados a trabajar sin descanso para llevar sangre oxigenada a todos los músculos del cuerpo.

El boxeo mejora la densidad ósea

El boxeo es una gran manera de mejorar la resistencia ósea. Los fisioterapeutas afirman que las fuerzas que se ejercen con las manos, los brazos, el tronco y el tren inferior estimulan la mineralización y el fortalecimiento de todos los huesos del cuerpo.

Adicionalmente, está comprobado que la práctica de boxeo reduce el riesgo de desarrollar osteopenia u osteoporosis y, en algunos casos, incluso puede llegar a revertir estas dos condiciones.

La práctica continuada de boxeo esculpe la musculatura de todo el cuerpo

El boxeo es una gran manera de desarrollar tanto los músculos funcionales como los estéticos.

Un concepto erróneo común es que el boxeo es simplemente un entrenamiento de brazos y es exactamente al contrario: un boxeador que sepa lo que hace ejercita todo tipo de movimientos, utilizando la musculatura de todo el cuerpo.

El baile, los saltos, los movimientos defensivos y los de ataque esculpen los músculos del abdomen, del pecho, de los brazos, de la espalda y de las piernas.

La práctica habitual del boxeo resulta en cuerpos modelados y vigorosos, sin necesidad de someterse a severos entrenamientos de carga.

El boxeo alivia el estrés

Por si fuera poco, el boxeo es una de las formas más eficaces de liberarse del estrés y descargar la agresividad.

Tanto si se practica contra un rival como ante un punching-ball, el sujeto termina una sesión de boxing en un estado de relajación superior al de una estancia en un jacuzzi y similar al que proporciona una sesión de yoga.

Y si resulta que, a pesar de que te parezcan interesantes los beneficios del boxeo, no te agrada la idea de enfrentarte a otras personas, puedes utilizar un servicio que está muy en boga: los nuevos centros de fitboxing te permiten conocer esta disciplina y aprovechar sus beneficios mediante ejercicios en los que no es necesario interactuar con ningún contrincante.