Quantcast

Los vecinos de Maqueda se unen a la repulsa del crimen machista ocurrido en el municipio

Los vecinos de la localidad toledana de Maqueda han dedicado un minuto de silencio este viernes, 4 de febrero, en un acto de repulsa a las puertas del Ayuntamiento, para condenar el crimen machista que tuvo lugar este jueves en el municipio y que se saldó con la vida de una vecina de Burujón.

Así lo ha manifestado el alcalde de Maqueda, Andrés Congosto, quien, junto a la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social de la Diputación de Toledo, Ana Gómez, ha hecho hincapié en que «son momento duros y difíciles» tanto para los familiares de la víctima como para el municipio, que por primera vez está viviendo un crimen machista.

Congosto ha explicado que los hechos sucedieron en la gasolinera en la que trabajaba la víctima y ha resaltado que las cámaras situadas en el exterior del lugar han delatado quién fue el autor de los hechos y de qué manera atentó contra la vida de esta mujer. «No hay ninguna historia que lleve a pensar otras cosas, estaba claro que fue violencia machista», ha manifestado.

Durante el acto, el concejal de Cultura, Pablo Julián Reyes, ha llevado a cabo la lectura de un manifiesto que ha hecho eco del «grave problema social» que aúna la violencia machista. «La violencia contra las mujeres constituye la mayor violación de derechos y libertades básicas» ya que «esta en contra de los principios de igualdad, libertad y seguridad inherentes a todos los seres humanos», ha manifestado.

«Somos responsables de promover cambios en nuestra sociedad para conseguir otra más equitativa y justa donde las mujeres no tengan que sufrir la crueldad de la violencia contra ellas por el simple hecho de haber nacido mujeres», ha destacado.

Del mismo modo, ha declarado que este tipo de agresiones se traduce cada año en un número más elevado de mujeres asesinadas y maltratadas, así como de niñas y niños que pasan por la orfandad y a formar parte de una «familia rota» por culpa de la violencia de género.

Reyes ha llamado a la ciudadanía a rechazar de manera tajante a los maltratadores, a quienes justifican la violencia de género, a quienes defiende argumentos machistas y a quienes hacen chistes o llevan a cabo acciones de manera ofensiva o en base a estereotipos. «No más a la violencia de género», ha matizado.

Por su parte, la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social de la Diputación de Toledo ha mostrado su rechazo contra la violencia machista y ha condenado esta tragedia que ha caído de lleno «en el corazón de la provincia».

En este sentido, ha recalcado que este tipo de ataques son fruto de la desigualdad existente entre mujeres y hombres que, en esta ocasión, ha acabado con la vida de una mujer según se dirigía a su puesto de trabajo. «Este es el efecto más devastador, el de acabar con el mayor derecho que tenemos, el derecho a la vida, algo irremplazable para nosotros y para los nuestros», ha añadido.

Por último, ha mostrado su afecto y ha transmitido toda la fuerza y cariño a la familia de la víctima que se ha quedado «sin madre, sin abuela y, sobre todo, sin una mujer cuya vida contaba más que la de su asesino», ha subrayado.

En declaraciones, una vecina que se encontraba en el acto ha lamentado lo ocurrido destacando que nunca se hubieran imaginado que algo así podría pasar en su municipio, ya que había visto casos de este tipo en la televisión y parecía que le quedaba lejano, que no lo viviría tan de cerca.