Quantcast

Microsoft comparte los principios que adoptará en su tienda de aplicaciones

Microsoft ha anunciado los principios para las tiendas de aplicaciones que ha empezado a implementar en sus propios servicios y que eliminan restricciones a los desarrolladores y con los que se adelanta a las regulaciones que ya preparan algunos países para fomentar la competencia.

Los nuevos principios para una tienda de aplicaciones abierta que adoptará la compañía tecnológica buscan adelantarse a una regulación por parte de los legisladores que busca promover la competencia en las tiendas de aplicaciones, en un contexto marcado por el anuncio de la adquisición de Activision Blizzard.

«Queremos que los reguladores y el público sepan que, como empresa, Microsoft se compromete a adaptarse a estas nuevas leyes y, con estos principios, nos movemos para hacerlo», ha asegurado el presidente de Microsoft, Brad Smith, en una publicación en el blog oficial.

Microsoft ha asegurado que los adoptará en su tienda de aplicaciones para Windows pero también «en la siguiente generación de mercados» que planean construir para los videojuegos, y que «ofrecerán la mejor experiencia posible» tanto para creadores como para usuarios.

Para su establecimiento, la compañía se ha fijado en las regulaciones que consideran actualmente países y regiones como Estados Unidos, la Unión Europea o Corea del Sur, y giran en torno a cuatro bloques: la calidad, la seguridad y la privacidad; la responsabilidad; la equidad y la transparencia; y la elección del desarrollador.

En total, once principios que recogen, por ejemplo, que no se pondrá en desventaja a los desarrolladores si eligen utilizar un sistema de procesamiento de pagos que no sea el propio de Microsoft; que se tratará por igual a todas las aplicaciones, ya sean propias, de socios comerciales o de terceros; que no se utilizarán datos no públicos de la tienda para competir con las aplicaciones de terceros, y que se respetará la privacidad de los datos de los usuarios, ofreciendo controles para su administración.

Los primeros siete principios empezarán a adoptarse desde este miércoles en Xbox y con el tiempo irán incorporando el resto. «Incorporaremos el espíritu de las nuevas leyes incluso más allá de su alcance, mientras avanzamos de una manera que proteja las necesidades de los desarrolladores de juegos, los jugadores y los ecosistemas de consolas de juegos competitivos y saludables», ha asegurado el presidente de Microsoft.

También se han comprometido a otros principios específicos para su sistema operativo Windows, por los que los desarrolladores podrán elegir si usan la Microsoft Store para publicar las app u otros canales, se les facilitará el acceso a la información sobre las interfaces de interoperabilidad para Windows y los consumidores podrán usar tiendas de aplicaciones alternativas y aplicaciones de terceros.

A tenor de las preocupaciones que ha suscitado el anuncio de la adquisición de Activision Blizzard, Smith ha asegurado que Call of Duty y otro títulos populares estarán disponibles en PlayStation «durante el plazo de cualquier acuerdo existente con Activision», y que se han comprometido a mantenerlos en la otra plataforma «más allá del acuerdo existente y en el futuro». También adoptarán medidas similares con Nintendo.