Quantcast

Los alcaldes del PP acudirán este miércoles a Bruselas para denunciar el reparto que hace el Gobierno de los fondos

Una delegación de alcaldes y presidentes de Diputación del PP viajará este miércoles a Bruselas para denunciar ante las instituciones europeas el «maltrato» que están recibiendo ayuntamientos del Partido Popular en el proceso de reparto de fondos europeos que está realizando el Gobierno que lidera Pedro Sánchez.

Entre los alcaldes que encabezarán la delegación figuran el madrileño José Luis Martínez-Almeida, el zaragozano Jorge Azcón y el cordobés José María Bellido. Además, le acompañarán en esa visita a la capital belga los presidentes de la Diputación de Almería, Orense y Palencia, entre otros, así como el vicepresidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), José María Urbano, en representación de los 2.870 ayuntamientos que gobierna el PP.

Los ‘populares’ llevan semanas avisando al Ejecutivo de Pedro Sánchez que llevarían a Bruselas su ofensiva por los fondos europeos por considerar que el reparto y la ejecución de los mismos está siendo «un fracaso» y se prima a las administraciones socialistas.

El propio Pablo Casado ya afirmó hace dos semanas que su partido no descartaba ninguna vía para denunciar la gestión «arbitraria» y «clientelar» que, en su opinión, se está produciendo. Ahí apuntó a la posibilidad de utilizar la vía contencioso administrativa en el Tribunal Supremo, acudir al Tribunal Constitucional por vulneración de «la igualdad de los españoles» o ir a Europa a través de «los órganos de supervisión europeos».

EL GOBIERNO HA DENUNCIADO EL «BOICOT» DEL PP

Desde el Gobierno han denunciado estos días la estrategia de «boicot» de los ‘populares’ y que plantee dudas sobre la transparencia de los fondos, subrayando que la Comisión Europea confía «plenamente en España». El propio Sánchez reclamó a Casado, en la charla telefónica que mantuvieron el pasado 26 de enero por la crisis de Ucrania, que deje de sembrar dudas sobre ese reparto.

En declaraciones, el vicesecretario de Política Territorial del PP, Antonio González Terol, ha asegurado que el viaje tiene «dos motivos». En primer lugar, uno propositivo basado en explicar ante las instituciones comunitarias sus propuestas para invertir esos fondos, entre ellas las relativas a luchar contra el reto demográfico y la despoblación, o impulsar la natalidad.

También harán hincapié en iniciativas como la relativa a una fiscalidad diferenciada que la Comisión Europea «defendió en su momento para Soria, Teruel y Cuenca» y el Partido Popular quiere «extender a otras provincias», según ha explicado el responsable de Política Territorial del PP.

En segundo lugar, ha señalado que sus alcaldes contarán la «discriminación» que se está produciendo con los fondos. «Nos reuniremos con personalidades importantes de distintas instituciones para comentarles lo que hemos visto en varias órdenes de subvenciones», ha manifestado.

SIN CONCRETAR CON QUIÉN SE ENTREVISTARÁ EL PP

El PP no ha concretado por el momento los nombres de los responsables europeos con los que se entrevistarán en Bruselas. En la agenda de los comisarios entre el 7 y el 13 de febrero no aparece por ahora ninguna reunión con dirigentes del PP, si bien pueden añadirse más actos y modificarse como se explicita en la misma.

Terol ha dejado claro que esta visita a Bruselas «no es un acto de partido» sino que son los ayuntamientos y diputaciones del PP las que acuden como gobiernos locales a Bruselas para «denunciar el maltrato» al que consideran que les está sometiendo el Gobierno de Pedro Sánchez.

Según ha dicho, su objetivo es explicar ante órganos como el Parlamento Europeo o el Comité de las Regiones sus propuestas y denunciar algunos proyectos que se han rechazado para ver «qué opinan las instituciones comunitarias». Además, ha indicado que no es que no quieran que los ayuntamientos del PSOE reciban fondos sino que ese reparto se haga con «equilibrio».

DICE QUE EL GOBIERNO NO HA DADO EXPLICACIONES EN EL PARLAMENTO

El dirigente del PP ha señalado que sus alcaldes se ven obligados a dar este paso porque el Ejecutivo no ha ofrecido explicaciones en sede parlamentaria como el Grupo Popular ha solicitado. «Al PP solo le queda acudir a aquel que reparte el dinero, que es el árbitro: las instituciones comunitarias».

El vicesecretario de Política Territorial ha afirmado que es «evidente» que al Gobierno «no le va a gustar» que el PP se queje en Bruselas pero ha avisado que su partido va a seguir con su «campaña de denuncia» y «nadie» les va a «amedrentar».

«Entiendo que al Gobierno le gustaría el método mordaza, la oposición que se calle y diga que sí a todo, pero el trabajo de la oposición es no callarse y fiscalizar y denunciar todos los maltratos que entienda que están ocurriendo», ha finalizado.