Quantcast

India lanzará una rupia digital y propone un impuesto del 30% sobre ganancias por venta de criptoactivos

El Gobierno de India tiene previsto lanzar una rupia digital entre 2022 y 2023, al tiempo que ha propuesto un impuesto del 30% sobre las ganancias patrimoniales derivadas de la compraventa de criptoactivos, según ha indicado el Ejecutivo este martes al presentar sus Presupuestos para los próximos dos años.

El Gobierno indio ha indicado que la rupia digital estará administrada por el Banco de la Reserva de India y usará «blockchain y otras tecnologías».

Al igual que el euro, el dólar o el yuan digitales, la rupia digital será una divisa digital de un banco central (CBDC, por sus siglas en inglés). Este tipo de divisas son réplicas digitales de sus contrapartes físicas. Son similares a las conocidas como ‘stablecoins’, pero se diferencian en que están respaldadas por un banco central en lugar de por una empresa privada. Además, tampoco se pueden considerar criptodivisas porque su valor no se decide por las fluctuaciones de oferta y demanda y no operan de manera descentralizada.

El Ejecutivo liderado por Narendra Modi considera que la rupia digital «llevará a un sistema de gestión de la divisa más eficiente y barato».

En paralelo a esta medida, el país también ha anunciado un nuevo esquema fiscal para la venta de activos digitales (criptodivisas, pero también tokens no fungibles, o NFT) debido a su «volumen y magnitud».

Así, cualquier ganancia obtenida de la venta de activos digitales virtuales tendrán un impuesto del 30%. El Gobierno también ha propuesto que las donaciones de este tipo de activos tengan un gravamen a pagar por el que recibe la donación, aunque no ha especificado el tipo al que se someterá. Además, el Ejecutivo indio ha indicado que las pérdidas patrimoniales generadas por este tipo de activos no se podrán compensar con las ganancias procedentes de cualquier otro tipo de actividad.