Quantcast

Los Bridgerton: las sonadas diferencias entre la novela y la serie de Netflix

Se acerca el esperado regreso de la serie de época más original de los últimos años. Los Bridgerton, que en su segunda temporada dejará a la audiencia sin una de sus estrellas, se basa en la saga literaria de Julia Quinn. Ahora bien, existen grandes diferencias entre la novela y la serie de Netflix que ha sido la sensación durante todo 2021.

Porque sí, como ocurre con muchas adaptaciones a lo largo de la larga historia de amor odio entre libros y pantallas, lo que venden las imágenes en alta definición dista notablemente del mundo imaginado por la autora (y de ahí que haya incluso muchos lectores rebotados de la serie que sientan cierta dosis de decepción). En el caso de Los Bridgerton, estas son las 10 diferencias más notables entre la serie y la novela (y eso que solo hay una temporada emitida).

La inclusión, una de las principales diferencias entre Los Bridgerton de Netflix y el libro

Uno de los elementos que más gustó y llamó la atención por igual en relación a la serie de Los Bridgerton fue la inclusión de un protagonista de color, en una sociedad en la que aparentemente no habría mayor peso de la raza en las altas esferas.

Aunque se cree que la reina Carlota -época en la que se asienta la historia de esta singular familia- era mestiza, difícilmente gozarían en la vida real de semejante inclusión. La autora de las novelas tampoco lo refleja en sus hojas. Es más, El Duque es, según Quinn, un hombre de ojos azules helados, no de oscuros, sensuales y profundos ojos negros.

Los Bridgerton y el racismo