Quantcast

Aragonès ve «inevitable» la situación en las escuelas con el aumento de contagios

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este jueves que es «inevitable que las costuras se estiren mucho» en las escuelas catalanas con el nivel elevado de contagios de coronavirus que está habiendo en Catalunya.

Lo ha dicho en una entrevista de TV3, al ser preguntado si ha fallado alguna cosa en las escuelas, que están sufriendo un gran número de contagios y confinamientos en la sexta ola de la pandemia.

Aragonès ha explicado que nunca había habido un número tan alto de contagios en el conjunto de la sociedad catalana y esto tiene un «impacto en las escuelas», y pese a que hay unos protocolos y se hayan actualizado, ve inevitable que acabe tensando la situación en los centros educativos.

«Simplemente es un aumento exponencial de casos que ha tensado el sistema y se pueden haber producido algunos cuellos de botella y retrasos en las respuestas de los centros educativos pero estamos trabajando para enmendarlo lo más pronto posible», y ha defendido el trabajo que están haciendo los departamentos de Educación y Salud.

Preguntado por qué se aplicó el toque de queda nocturno antes de Navidad –deja de ser vigente la madrugada de este jueves al viernes–, Aragonès ha argumentado que fue para «acompañar» el resto de medidas y que las restricciones por ellas mismas no son útiles si no van unidas a otras.

Para él, en un momento como las fiestas navideñas, que hay un aumento de la interacción social, se cerraba el ocio nocturno y se limitaba la actividad de bares y restaurantes, eran necesarias medidas como el toque de queda «para garantizar la efectividad».

«Si lo que hacíamos era desplazar una actividad de un lugar a otro en condiciones peores no hubiera servido», pero ha negado que el Govern lo aplicara para evitar botellones.