Quantcast

Los mejores tipos de campañas publicitarias para ecommerce

Las tiendas hace mucho que dejaron de ser solo establecimientos en los que se intenta vender. Desde que internet se apoderó de todos los rincones del mundo, las tiendas se adentraron en el campo digital para dar vida a los ecommerce, portales de compra y venta que ayudan a la sociedad actual a disfrutar de un día a día más cómodo, seguro y, por supuesto, con compras mucho más sencillas y económicas.

Pero eso ya lo sabes, de hecho, tienes un ecommerce y quieres saber qué se debe hacer para que tus campañas publicitarias tengan éxito. Te vamos a ayudar repasando algunos tipos de campañas de publicidad que son fundamentales para todo comercio online. Vamos a ello.

Campañas de publicidad imprescindibles para un ecommerce

Hacer una buena publicidad para ecommerce no es una tarea sencilla. Hay que pensar qué promocionar y, sobre todo, cómo dar forma a algo con gancho que invite a la compra, o que refuerce la imagen de la marca. Ese lado del espectro creativo es, realmente, una mitad del proceso publicitario. La otra mitad de cualquier campaña es el medio, el formato en el que llegar al mundo.

En la actualidad, el marketing digital ha establecido varios campos que son clave para las campañas de cualquier tienda online. Aquí hemos recopilado los más importantes, aquellos que son necesarios para que cualquier ecommerce no solo crezca y se expanda, sino también para que se mantenga frente a una competencia cada vez más feroz y competitiva.

Si tienes una tienda en internet y quieres llevarla a lo más alto, empieza a familiarizarte con lo que vamos a contarte a continuación:

Campañas de social media

Las redes sociales son una plataforma perfecta para hacer campañas publicitarias. Teniendo en cuenta que hay más de 4.500 millones de personas usando RRSS a diario (Informe Global Statshot de octubre 2021), estas plataformas son el altavoz ideal para cualquier tienda online que quiera expandirse y aumentar sus ventas.

Las opciones en este terreno son muchas. Es posible desde publicar posts con las ofertas más destacadas del día, hasta aprovechar acontecimientos relevantes y de actualidad para promocionar algún producto derivado. Además, estas redes cuentan con numerosas herramientas pensadas para elevar la relevancia de las publicaciones que paguen por ello, como se puede ver con las campañas en facebook o incluso en Twitter.

Por otra parte, no hay que olvidar que cada vez se fomenta más la venta directa a través de RRSS. Con esto, es posible por ejemplo publicar una genial galería de fotos de un producto en Instagram y facilitar enlaces de compra para que los usuarios entren directamente a por él si les interesa. Las posibilidades son prácticamente infinitas, solo hay que tener claro el público objetivo y cómo encararlo.

Mail marketing

El marketing por correo electrónico, más conocido como mail marketing, es un plano publicitario que ha ganado mucha fuerza en los últimos años. Para estar al tanto de su potencial, solo hay que pensar en una cosa. Seguramente estarás leyendo esto desde tu teléfono móvil Android o desde tu iPhone. Seas del dispositivo que seas, para poder instalar aplicaciones te habrás tenido que crear una cuenta de usuario y, para ello, hará falta un correo electrónico.

En efecto, en la actualidad es rara la persona que no tiene un correo electrónico. Y eso, para tiendas online o para webs en general, es un filón increíble. Es una vía directa para llegar al usuario. Aunque, para ello, este tiene que haber dado antes permiso para poder escribirle correos.

Parece un bache, pero todo lo contrario. Cuando un usuario acepta recibir mails de una marca es porque tiene interés en lo que ofrece. Por lo tanto, para un comercio online, que además puede acceder a datos sobre intención de compra e intereses, esta vía es ideal para recomendar a un posible cliente productos que pueda necesitar o en los que pueda estar interesado. La venta se dispara por este medio.

Campañas SEM

Las campañas SEM (Search Engine Marketing) se centran en la presencia de anuncios de pago en los buscadores. Aunque suene extraño, es algo de lo más habitual. Tan solo hay que buscar cualquier término en Google para ver cómo, en muchos casos, en los primeros resultados aparecen webs promocionadas.

Se pueden llevar a cabo a través de plataformas como Yahoo Search Marketing, Google Ads o incluso Bing Ads, y su utilidad está más que demostrada. Eso sí, se centran sobre todo en redirigir tráfico para ganar volumen de usuarios, por lo que hay que buscar alguna estrategia correcta para que la página a la que entren tenga un alto porcentaje de conversión.

Es importantísimo estudiar las palabras clave por las que pagar para publicitarse, amén del tipo de público y margen de edad al que dirigirse. Por otro lado, es aconsejable también establecer varios grupos de anuncios para promocionar diferentes partes de la tienda para diferentes tipos de búsqueda. Los resultados están más que comprobados, pero se requiere una gran labor de estudio.

Posicionamiento en buscadores

Si antes hemos hablado del posicionamiento pagado, también vinculado a los anuncios en webs, ahora toca hablar del posicionamiento orgánico. Puede que no se le considere como un tipo de campaña publicitaria tradicional, pero sí que forma parte del marketing que todo buen ecommerce, o web, debe poner en práctica.

Para potenciar esto, es ideal que las fichas de producto sean lo más detalladas posibles, toque los aspectos más importantes y, por supuesto, incluyan la posibilidad de que los compradores dejen sus valoraciones. Junto a esto, siempre es recomendable que la tienda tenga algún apartado de recomendaciones y consejos en general, con el que generar contenido que ayude a captar más tráfico.

Todo esto hace que el ecommerce vaya ganando relevancia a ojos de los buscadores y, así, aparezca más arriba frente a esos posibles compradores que entran al navegador y le preguntan antes de comprar algo. Viendo cómo, por ejemplo, Google es el buscador más usado en medio mundo, ahí hay un buen sitio en el que empezar a posicionar.