Quantcast

Sánchez pide al PP que apoye la reforma laboral

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este lunes al PP que «deje de lado» su «negacionismo político» y anteponga el interés general al particular respaldando en el Congreso la convalidación del decreto de reforma laboral.

«El negacionismo político también existe. Tenemos una derecha que se opone a cualquier conquista o avance social aunque venga refrendado por los agentes sociales«, ha denunciado el jefe del Ejecutivo, que ha criticado que el PP haya anunciado ya su voto en contra «sin haberse leído» la reforma laboral.

Preguntado por si el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, se ha puesto en contacto con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, para que los ‘populares’ se abstengan en el debate de convalidación de la reforma en el Congreso, Sánchez ha señalado que no ha sido así, según le ha comunicado el propio ministro, pero en todo caso ha considerado que esa llamada de Bolaños a Egea sería «pertinente«.

En una entrevista con la cadena SER, el presidente ha indicado que esos contactos tienen que existir y ha afirmado que, «honestamente», las Cortes Generales deberían refrendar y convalidar la reforma laboral pactada entre el Gobierno y los agentes sociales porque es «buena» para empresas y trabajadores.

«En cualquier país, un acuerdo como éste se estaría convalidando por sentido común«, ha asegurado Sánchez, que ha afirmado que el resto de formaciones «lo pueden poner más o menos fácil» en función de lo que haga el principal partido de la oposición.

En este sentido, Sánchez ha defendido que el acuerdo de reforma laboral incorpora medidas que estuvieron a punto de ser acordadas por los Grupos Parlamentarios o sobre las que ya existía un acuerdo previo, como lo que tiene que ver con las subcontratas.

«La derecha y la ultraderecha están planteando la crítica no tanto sobre las medidas sino sobre quiénes las apoyan«, ha denunciado el presidente, que ha añadido que lo que deberían hacer en realidad es no fijarse tanto en el «con quién», sino en el «para qué».

SÁNCHEZ CONFÍA EN SU APROBACIÓN

En todo caso, Sánchez cree que una mayoría de grupos políticos permitirán convalidar la reforma laboral en el Congreso.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que en lo que lleva de legislatura, pese a todas las dificultades y la falta de una mayoría parlamentaria, el Gobierno «no ha hecho otra cosa que trabajar por la dignificación de las personas«.

«Cuando voy al Congreso sé perfectamente lo que me voy a encontrar, pero no me voy a dejar arrastrar al barro pese a todas las descalificaciones que escuche«, ha subrayado Sánchez, que espera que en lo que resta de legislatura «la derecha tome de ejemplo» a los agentes sociales, con quienes el Gobierno ha firmado por ahora 14 acuerdos.

Sánchez ha reconocido que la reforma laboral pactada no es la que hubiera hecho el Gobierno, ni la que hubieran hecho la patronal o los sindicatos. «Pero es el mejor acuerdo para representarnos a todos«, ha insistido.