Quantcast

Cinco restaurantes con AOVE de autor

  • Producto indispensable en la dieta mediterránea, un buen aceite de oliva es imprescindible en las grandes cocinas.
  • De Marques de Oliva en Candela Restaurante a Finca La Torre en Atocha 107, aquí tienes los mejores restaurantes con AOVE de autor.

El legendario árbol del olivo y el aceite obtenido de sus frutos han acompañado la historia de la humanidad. A día de hoy, nadie duda de los indudables beneficios que el conocido como oro líquido proporciona para la salud. Los grandes restaurantes no dejan de cuidar el AOVE que utilizan, pues un mal aceite puede estropear la mejor de las recetas. Para que puedas disfrutar de este producto como nunca, aquí te presentamos cinco restaurantes con AOVE de autor

Atocha 107 y AOVE Finca La Torre

Madrid
Atocha 107

Joaquín Felipe, uno de los chefs más conocidos del panorama gastronómico español, dirige desde el pasado año Atocha 107, un restaurante de cocina honesta basada en el respeto a la materia prima de calidad y a la artesanía. Con su espíritu de viajero incansable, desde su nueva casa en pleno centro de la capital, enmarcada en el hotel Hilton Atocha, persigue el mejor producto: ingredientes de las mejores huertas y lonjas del país protagonizan una carta de fondo clásico pero vestida con nuevas elaboraciones y texturas

Su menú degustación da comienzo con un aperitivo en el que se podrá degustar la nueva cosecha del archipremiado aceite de oliva virgen de Finca La Torre, de la variedad hojiblanca, un auténtico ‘oro líquido’ recién exprimido, aromático e intenso en boca. A continuación, se servirá una tosta con casquería de vaca (de corazón cocinado al vacío a baja temperatura, con pan brioche), que se termina con pepino y anchoas en salazón; un carpaccio asado de redondo de vaca acompañado de una salsa tártara de coliflor; un taco de cantero de cadera de vaca –una parte muy tierna y jugosa, fileteada en medallones–, macerado en palo cortado y asado en robata; y un cañón de la espaldilla de vaca guisada –el cañón, situado en la parte superior de la paletilla, es conocido por los expertos como ‘el filete del carnicero’, ya que es la pieza que los maestros carniceros se guardan para su propio deleite–. El broche dulce y refrescante lo pone un tataki de piña con sorbete de limón. El precio (50 € por persona, a mesa completa) incluye vino de Madrid.