Quantcast

El juez de ‘Tándem’ impulsa la pieza BBVA con nuevas comparecencias que abrirá el exjefe de la UDEF

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea iniciará este lunes una ronda de declaraciones en la pieza de ‘Tándem’ relacionada con BBVA que abrirá el exjefe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) Manuel Vázquez, imputado por la denuncia anónima presentada en 2015 contra la asociación de usuarios de banca Ausbanc.

Será un día después, el martes, cuando el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción Número 6 tome declaración al ex jefe de Seguridad de BBVA Julio Corrochano –a partir de las 10.00 horas– y al que fuera consejero delegado de la entidad Ángel Cano –a las 12.00.

Vázquez, Corrochano y Cano son algunos de los imputados en esta pieza separada de ‘Tándem’, la número 9, en la que se indaga sobre los contratos del BBVA con CENYT para distintos proyectos al menos entre 2004 y 2017, unos trabajos por los que la entidad habría pagado al comisario jubilado José Manuel Villarejo más de 10 millones de euros.

El magistrado de la Audiencia Nacional imputó a Vázquez este mes de noviembre accediendo así a lo planteado por la Fiscalía Anticorrupción y, en parte, por el presidente de Ausbanc, Luis Pineda.

EL PROYECTO ‘PIN’

La investigación de esta pieza separada se inició a instancias de Anticorrupción a raíz de una denuncia que hablaba de la existencia de un plan –denominado proyecto ‘Pin’–, que «habría tenido por objeto que Villarejo espiara al propio Pineda a cambio de recibir del BBVA unos 500.000 euros anuales durante varios semestres mientras Villarejo era funcionario policial en activo».

Así se señalaba en un auto dictado en 2018 por el titular del jugado, Manuel García-Castellón, donde se añadía que la finalidad de esa contratación sería la de destruir la reputación de Pineda y, posteriormente, servirse de la unidad especializada en delitos económicos de la Policía Nacional para presentar una denuncia anónima que diera lugar a su detención.

Precisamente, Gadea acordó imputar a Vázquez porque del escrito de Pineda «se desprenden algunos hechos que han de ser objeto de investigación». «Se considera que la citación (…) resulta una diligencia de instrucción necesaria, útil y pertinente», sostenía el juez instructor.

EL ESCRITO DE CORROCHANO SOBRE VILLAREJO

La declaración de Corrochano, fijada el pasado 1 de diciembre, llega después de que éste enviase en octubre un escrito al juez en el que sostenía que era «inimaginable» que Villarejo siguiera en activo cuando el banco le contrató en diciembre de 2004, aseverando en la misma línea que «nunca» sospechó que la información que les proporcionaba pudiera proceder de bases policiales de acceso restringido.

En el mismo, Corrochano aseguró que conocía a Villarejo desde 1974, cuando coincidieron en la lucha antiterrorista en la Comisaría de San Sebastián, pero que no retomaron el contacto hasta 2003, cuando siendo jefe de Seguridad de BBVA recibió una llamada de su antiguo compañero para ofertarle los servicios de «inteligencia empresarial» de una de las compañías que había creado tras dos excedencias de las Policía Nacional y «muchos años de actividad en el sector privado con bastante éxito».

De acuerdo con el relato de Corrochano, le pareció «buena idea» conocer los servicios ofertados, de modo que acordaron una reunión que se celebró en las oficinas de BBVA, siendo el socio del comisario, Rafael Redondo, quien llevó a cabo la presentación de la compañía. Las relaciones quedaron congeladas hasta que a finales de 2004 la entidad bancaria requiere ese tipo de trabajos y contrata con CENYT, el grupo empresarial de Villarejo.

CANO SE OFRECIÓ A DECLARAR AL SER «ESENCIAL» PARA SU DEFENSA

Por su parte, Ángel Cano se ofreció a declarar voluntariamente al considerar que es «esencial» para su defensa. Cano fue citado como investigado en julio de 2019, pero entonces se acogió a su derecho a no declarar «por estar en secreto las actuaciones», según recordó en un escrito del pasado 16 de noviembre.

A renglón seguido el ex consejero delegado explicaba que ahora, «tras la lectura de la causa y el estudio de las declaraciones prestadas por investigados y testigos», deseaba declarar «a fin de colaborar con la justicia en el esclarecimiento de los hechos».