Quantcast

Interior defiende su actuación en Ceuta en mayo

El director general de la Policía, Francisco Pardo, ha defendido este miércoles la actuación del Ministerio de Interior tras la crisis migratoria de Ceuta del pasado mes de mayo: el refuerzo de efectivos en la zona y la devolución del 80% de migrantes que habían entrado en esos días a las 48 horas.

Pardo ha respondido así a una pregunta que la portavoz de Vox en materia de Interior, Macarena Olona, le ha realizado durante la sesión de la Comisión del ramo del Congreso.

En su intervención, Olona ha calificado lo ocurrido en la ciudad autónoma como una «auténtica invasión migratoria» y ha acusado al responsable de Interior, Fernando Grande-Marlaska, de negar las cifras, mientras las fuerzas y cuerpos de seguridad cifraban las llegadas en «más de 10.000» personas.

La representante de Vox ha recordado que está abierta una «investigación penal» sobre este tema en la que, según ha recordado, se ha «imputado» a la entonces ministra de Exteriores, Arancha González Laya, y se verá «hasta donde llega» la responsabilidad de Interior ante lo que, para Olona, son «hechos evidentes» que los ciudadanos podían ver en «las imágenes públicas» y las «informaciones».

Ante esto, la diputada ha pedido explicaciones a Pardo sobre las medidas tomadas en Interior, a lo que el director general de la Policía ha explicado que se realizó un «despliegue de efectivos» que se realizó «de forma inmediata», al que se unieron miembros de las fuerzas armadas. También se contó, según ha explicado, con el «apoyo de las policías locales» y se coordinaron con los ministerios de Inclusión, Exteriores y Defensa.

EXPLICACIONES DEL MINISTRO

En este sentido, ha explicado que en las 48 horas siguientes a la crisis, que según Interior es una «fronteriza» y «no migratoria», se había devuelto al 80% de las personas que habían entrado de forma irregular en el país.

Del mismo modo, Pardo ha negado el ministro Grande-Marlaska haya «negado las cifras», como le acusa Vox, y ha recordado que estos datos ya los ofreció el propio responsable de Interior en una comisión sobre este tema que se celebró en el Congreso el 25 de junio.

Por otra parte, ha llamado al partido presidido por Santiago Abascal a «proponer» medidas, en lugar de «apuntar a los problemas». «Hasta ahora lo único que he escuchado es la propuesta de que la Armada saliera a impedir que entraran las pateras», ha explicado Pardo, antes de indicar que esta idea supone un «desconocimiento absoluto de las leyes del mar», puesto que la labor de la Armada en el caso de naufragio es «salvar» a las personas en peligro.

A esta afirmación ha contestado el diputado de Vox Javier Ortega Smith, quien ha insistido en que «contra la inmigración ilegal y la invasión migratoria» son necesarios «todos los medios del Estado», incluidos «los buques de la armada, sus aviones, elementos técnicos y la cualificación profesional».

El objetivo, según ha indicado es «defender la soberanía territorial» de las aguas españolas y detener los «buques nodriza» que «utilizan las mafias del tráfico de personas como Open Arms» y para poner a los migrantes, «en caso de trágico naufragio, a buen recaudo». «Es decir, en el puerto más cercano que muchas de las veces son los puertos de origen de África», ha concluido.