Quantcast

Urkullu defiende que las instituciones tengan Cuentas

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha considerado «necesario» que todas las instituciones, incluido el Gobierno estatal, tengan sus presupuestos aprobados en 2022, pero ha mostrado su «solidaridad» con la preocupación de ERC con la Ley Audiovisual.

Urkullu ha realizado estas manifestaciones en el transcurso de una rueda de prensa tras el 39 Consejo Plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) en Alp (Girona).

En su intervención, el Lehendakari ha expresado su «solidaridad con la preocupación» de ERC con Ley Audiovisual que negocia con el Ejecutivo estatal y que, por ahora, han provocado que el partido del presidente de la Generalitat Pere Aragonès plantee enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado en el Senado.

Urkullu ha afirmado que no ha hablado de la tramitación de las cuentas en la primera reunión bilateral con Aragonès, celebrada este lunes, y ha dicho que desconoce el estado de las negociaciones entre ERC y el Gobierno.

No obstante, ha apuntado que espera que se puedan «solventar» las enmiendas planteadas por ERC para que el Ejecutivo estatal goce de presupuestos. «Nos preocupa desde Euskadi el peso que pueda tener una lengua oficial como el euskera en el uso de las plataformas digitales y, en ese sentido, atendemos las enmiendas que ha presentado ERC», ha indicado.

Pese a ello, ha defendido que las cuentas públicas de todas las instituciones son un «instrumento fundamental» para afrontar la salida de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19.

BILATERALIDAD

Urkullu ha argumentado que ha celebrado una reunión presencial con Aragonès «cuando las circunstancias así lo han permitido». Ha dicho que le «sorprenden» algunas lecturas que se han hecho sobre la bilateralidad entre Euskadi y Cataluña, porque ambas administraciones autonómicas han participado en foros compartidos y ha hablado telefónicamente con Aragonès en algunas ocasiones.

Por último, ha invitado públicamente al presidente de la Generalitat a visitar el País Vasco, algo que Aragonès ha aceptado. «Tenemos la voluntad de que las relaciones tengan continuidad y fortalecerlas todavía más. Muy agradecido de la invitación a hacer la próxima reunión en Euskadi», ha respondido el presidente de la Generalitat.