Quantcast

Qué significa comérselo con los ojos

A muchas personas se les apoda “ojos de lince” en el país de España, para así referirse a aquellos que hacen uso de la mirada de un modo figurado. Cuando alguien dice la famosa expresión de “comérselo con los ojos” puede estarse refiriendo a diferentes situaciones, pero todas tienen en común una misma cosa: la comida.

Comer con los ojos

Comer con los ojos

Con decir “comérselo con los ojos”, podemos estarnos refiriendo, por ejemplo, cuando nos quedamos mirando de una manera fija una comida que no podremos llegar a degustar, cuando comemos de una manera exagerada yendo mucho más allá del límite de lo que necesitamos, o cuando alguien se encuentra disfrutando de algún platillo, objeto o persona.

No muchas personas lo saben, pero lo cierto es que el aspecto que posee la comida, sus olores, el color, su sabor y sobre todo la presentación con la cual se sirve y presenta juega un papel verdaderamente importante para el consumidor.

Las tres primeras cosas que logran a atraer a un consumidor son el color, la presentación y el aspecto, ya que es lo primero que la persona logra ver y lo que lo lleva a consumir el plato o no por lo que se cometen pecados a bocados.

Debido a esto, cada vez son más las personas que acuden a catas a ciegas, para así poder dejar de lado el fenómeno de “comérselo con los ojos”, y así disfrutar por completo el sabor del platillo y los alimentos que se sirven en él únicamente con nuestro paladar sin involucrar otros sentidos que puedan afectar la cata, como por ejemplo, la vista, que podría crearnos una idea diferente del platillo si lo vemos.

A muchos les gusta poder ver la comida que consumirán antes de hacerlo y comenzar a imaginar su sabor, como las natillas de chocolate blanco, esto provoca que el deseo por comerlo se incremente y estimule, causando que se nos haga un mar de agua en la boca.

¿Existe alguna explicación con base científica que trate acerca de la expresión “comérselo con los ojos”?

El reconocido instituto Max Planck realizó un estudio en el cual pudo lograr demostrar que realmente sí se puede llegar a comer con los ojos. Los investigadores que llevaron a cabo la investigación acerca de la expresión “comérselo con los ojos”, nos dicen que solo basta con que una persona observe un plato de comida que tenga buen aspecto para que la voracidad del mismo comience a estimularse y aumente.

La explicación científica que nos proporcionaron los investigadores a cargo de este estudio es que la visión de la comida causa que aumente de una manera considerable la concentración de sangre de la hormona llamada “grelina”. Esta hormona es la encargada de que sintamos hambre.

Aspecto negativo

Hay una enorme consecuencia negativa y peligrosa cuando una persona experimenta el “comérselo con los ojos”, ya que debido a la tecnología y las redes sociales que se utilizan tanto hoy en día, nos vemos expuestos a imágenes de comida que se ven muy apetitosas todo el tiempo, ya sea por la televisión, el teléfono, el ordenador, el portátil o los anuncios.

El vernos expuestos a menudo a imágenes de comida que se ven bastante deliciosas puede provocar que comamos más de lo que nuestro cuerpo realmente necesita para mantenerse saludable. Este fenómeno es una de las causas por la cual cada vez hay más casos de sobre peso en los países más desarrollados, como por ejemplo el país de Estados Unidos.

Muchas veces, las personas tienden a encapricharse de los alimentos o comidas que ven, ya sea de una manera personal o digital. Por lo general, las comidas a las cuales más se les hace publicidad son a la chatarra o postres, son pocas las veces que podemos ver una foto de un buen plato de ensalada saludable, es más normal y usual que nos aparezca una buena torta de chocolate o un gran filete jugoso.

Ya sea que se trate de comidas dulces o saladas, estas contienen un mayor nivel de azúcar y de grasa, lo que llama mucho más la atención de los consumidores, que una vez logran ver el platillo en la foto, no hacen más que saborearse por la estimulación que se encuentra ocurriendo en la hormona llamada grelina, que es la que se encarga de generarnos hambre y un fuerte deseo de comer lo más pronto posible.

Al sucumbir ante estos deseos de comer alimentos no saludables, lo que provocaremos será desequilibrar nuestra dieta, lo que a largo plazo terminará provocando que nuestro cuerpo se vaya convirtiendo en una fuente que se rige de influencias externas.

Poder de los ojos al comer

Poder de los ojos al comer

Un estudio que fue hecho por nada más y nada menos que el CSIC, demostró el gran poder e influencia que poseían los ojos cuando llegaba la hora de comer de una persona. Para ello, realizaron un pequeño y corto ensayo, donde utilizaron vinos tintos y vinos blancos, estos se los ofrecieron a probar a diversos tipos de comensales.

Es aquí donde el fenómeno de “comérselo con los ojos” se hace presente, ya que la mente de los comensales comienza a crear una idea de los vinos que pudo observar, desde ese momento ya imaginó el olor y el sabor que este puede llegar a tener. Los investigadores utilizaron un tinte con el color contrario, estos de manifiesto reflejaron que las personas se centran mucho más en el color que el gusto que posee.

Esto pasa debido a que el gusto de una persona siempre se va a ver influenciado por la vista, sin lugar a dudas, esta marca una gran y enorme diferencia en los sabores que percibimos de las comidas una vez que vimos el platillo antes de probarlo. En cambio, si nos vendamos los ojos, sin tener idea de lo que estamos a punto de comer ni cómo luce, te brindará una mejor experiencia de los sabores que hay en tu comida.

Ahora que ya sabes todo acerca de la frase “comérselo con los ojos”, y que esta posee una base científica, no lo volverás a utilizar en broma.