Quantcast

Cómo acertar con una plancha para el pelo según la OCU

La OCU lo ha vuelto a hacer y es que, la Organización de Consumidores y Usuarios se ha centrado en un electrodoméstico, las planchas de pelo. En este sentido, han analizado cuáles son las características importantes a la hora de elegir uno de estos aparatos.

Al comprar una plancha de pelo debemos de tener en cuenta varios elementos para discernir cuál es la mejor opción para nosotros. Descubre en el siguiente artículo cómo acertar con una plancha para el pelo según la OCU.

Las placas

Las planchas de pelo son, en realidad, una pinza habitualmente de plástico, que cuenta con dos placas alisadoras que se calientan gracias a unas resistencias y son las que «planchan» o moldean el cabello. Principalmente, se encuentran dos tipos de planchas según el material con el que están fabricadas las placas alisadoras.

Por un lado, las confeccionadas con material cerámico. Este es el material más conocido y utilizado porque distribuye el calor de forma homogénea y se desliza con suavidad por el pelo, sellando las puntas y dando brillo. Es un muy indicado si tienes un cabello fino y no demasiado rizado.

Por otro lado, existen las placas hechas con titanio. Este es un metal resistente, más duradero que la cerámica y que conduce muy bien el calor de manera uniforme. Está indicado para personas con cabello grueso o muy rizado porque al transmitir tan rápido el calor hace que sean necesarias menos pasadas para conseguir el alisado.