Quantcast

Trucos para superar el miedo escénico

El miedo escénico es el temor que enfrenta una persona al expresarse en público. O al tener que explicar algo a cierto grupo de personas. Por lo general ocasiona pánico, miedo, temor, nervios y otros.

Sobre el tema de superar el miedo escénico, la verdad no hay trucos mágicos para enfrentarse al público, más que la seguridad que tengas en ti.

Gran parte de las personas padece de miedo escénico a exponer en público por diversas razones. Entre ellas destaca el miedo escénico, poca capacidad para establecer conversaciones y miedo a las preguntas incómodas sobre el tema.

LEA TAMBIÉN: SUPERAR EL MIEDO ESCÉNICO CON LAS CLAVES DE MÓNICA GALÁN

Básicamente todos estos miedos a exponer se solucionan alcanzando seguridad en ti mismo, un buen manejo del tema y confiando en que tú y nadie más que tú dominas el espacio. Se dice que exponer es cuestión para hábiles o para personas que tienen soltura, pero la verdad es que solo bastará con tener confianza y control de la situación.

No es necesario estudiar un pedazo de papel tal cual para defenderte al exponer. Basta que sepas de qué hablas, comprendas y logres hacer entender a quienes te están escuchando. Sin temor alguno y con la plena seguridad de control de situación.

¿Sobre si es difícil? Probablemente, hablar en público o mostrarse representa un reto tormentoso para quienes no están acostumbrados a lidiar con público. Pero es un tema sencillo si logras aprender a controlar el miedo escénico y manejar la situación para que esta sea siempre a tu favor.

Toma nota de lo que debes hacer para superar el miedo escénico

Toma nota de lo que debes hacer para superar el miedo escénico

Las grandes conversaciones inician con la seguridad que tenga cada persona y un buen manejo del tema. Nadie ha iniciado nunca una conversación o una retroalimentación de información a sabiendas que desconoce por completo de los temas a exponer.

Así que uno de los consejos para exponer en público sin miedo escénico es manejar el contenido al derecho y al revés. Es fundamental que sepas de qué hablas, características, cifras, estimaciones, todo lo relacionado al tema que se toque.

Si no manejas por completo la información es cierto que comenzarás a exponer de forma errada, te perderás y no sabrás controlar la situación.

Puede ayudarte un inicio que enganche a tu audiencia. Depende de las circunstancias pero, en general, un chiste inteligente, una cita ingeniosa o un comentario audaz puede ayudarte a ganarte al público con una buena introducción. De esta manera romperás el hielo y conseguirás la atención de todos.

Prioriza la seguridad, cree en tus argumentos y mecanismos de explicación y a exponer de forma perfecta sin errores.

Hablar sin miedo es cuestión de práctica

Hablar sin miedo es cuestión de práctica

El miedo escénico aparece en el momento en que una persona debe hablar en público o debe hacer alguna presentación ante varias personas. La idea para manejar esto es teniendo en cuenta la seguridad y la organización. Práctica y firmeza , recuerda que tú eres el único que sabe y conoce sobre lo que hablarás.

  • Organización

Organizar todas las ideas y pensamientos a exponer, ya es un gran paso. Sin olvidar la organización de materiales audiovisuales te ayudará a exponer de una manera más tranquilo. Recuerda que si tienes todo bajo control, no ocurrirá nada. Podrás sentirte preparado porque conoces los contenidos y sabes de qué vas a hablar en cada momento.

  • Es necesario la practica

Aunque manejes de forma correcta y perfecta el contenido a exponer, es fundamental que tengas presente la práctica. Una preparación del discurso o la temática a exponer, te funcionará para estar aliviado y seguro. Esto aplica también sobre actores o personas que venden algún tipo de producto, el miedo escénico se hace presente en cualquier aspecto.

Puedes escribir un guión con los puntos clave e intenta no leerlo literalmente, sino utilizarlo únicamente como referencia. Puedes también pensar en las posibles preguntas que hará la audiencia y trabajar en función a ello. De manera que cuando hagan las preguntas ya se está más que preparado o al menos orientado al respecto.

Seguridad para superar el miedo escénico

Seguridad para superar el miedo escénico
  • Cero miedo al exponer

Todos alguna vez han sentido miedo escénico al exponer, no serás ni el primero ni el último. Así que deja que todo fluya tal como estudiaste y te preparaste. No le tengas miedo al rechazo, críticas o cuestionamientos. Todos somos expuestos al momento de exponer y no es un mal, es necesario enfrentar cualquier tipo de audiencia con seguridad y seguir.

Un truco útil para calmar los nervios es obligarte a hablar más lento de lo normal. Casi siempre cuando se está nervioso , se acelera mucho el tono de voz y desde luego el discurso. Toma las cosas con calma y mantén un buen ritmo en la conversación.

Intenta respirar con el diafragma y no acelerar demasiado el discurso para que no te falte el aire en ningún momento.

Recuerda que si hay mayores problemas, siempre puedes acudir a clases de oratoria.