Quantcast

Cómo hacer unos camarones a la mantequilla con vino blanco

Los camarones son sencillamente exquisitos y tienen la capacidad de engalanar todas las mesas y darle un toque gourmet a cualquier celebración. Si te seducen al ajillo, a la diabla o en tempura, seguramente los habrás probado en mantequilla con vino blanco. Aunque si no es así, no tienes de qué preocuparte, pues te contaré todo lo que necesitas saber para preparar este plato que esta de lujo.

La versatilidad que se esconde detrás de un puñado de camarones

No solo con mantequilla y vio blanco es posible disfrutar los camarones, pues tal como te he comentado, al ajillo o en cualquiera de sus presentaciones, este marisco es sencillamente espectacular.

Cada parte de los camarones es de vital importancia a nivel gastronómico, ya que con sus cabezas y caparazones es posible hacer un rico fumet y también una mantequilla de sabor excepcional para dar sabor a cualquiera de tus comidas. La versatilidad de este crustáceo da para todo y su sabor junto a sus propiedades lo hacen aliado de cualquier dieta, llegando de hecho a disfrutarse tanto en platos calientes como en platos fríos.

Cómo hacer unos camarones a la mantequilla con vino blanco
Foto: Pixabay

Mariscos, mantequilla y vino blanco, una combinación de sabores que no te puedes perder

Si el sabor de los camarones te encanta y te parece que son tan ricos que se pueden disfrutar solitos, con esta combinación de sabores que se da con la mantequilla y el vino blanco, sencillamente alucinarás. 

Una mantequilla de calidad, que de hecho puedes hacer en casa, unos camarones frescos con su intacto sabor a mar y un vino blanco de sabor delicado, son los ingredientes perfectos para una reunión en la que brillarás con tu sazón de alta cocina. Veamos que necesitas exactamente para hacer esta receta y deléitate con el mejor de los sabores.