Quantcast

Cómo y cada cuánto tienes que lavar la cama del perro

La cama del perro es básicamente un elemento fundamental para aquellos que tienen mascotas.

La cama del perro, además de ser su espacio de descanso, asegura que nuestra mascota pueda reponer sus energías en un sitio solo para el. Así como también mejorará la salud emocional de la mascota, algo de suma importancia, ya que los perros son animales que pueden deprimirse.

Por lo general la cama del perro debe ser acorde a tu mascota. Debe sentirse cómodo, tranquilo, de hecho se dice que esta debe tener el tamaño suficiente para abarcar todo el cuerpo del perro.

LEA TAMBIÉN: CÓMO HACER UNA CAMA PARA PERROS

Para elegir con acierto se puede medir la mascota, desde su hocico hasta la base de su cola, y añadir unos 20 o 30 centímetros más. De manera que tengas una cama del perro especialmente para tu mascota , ni más ni menos.

Hay camas que cuentan con una alta resistencia a las mordeduras y a los rasguños de los perros, por lo que durarán más tiempo sin perder su comodidad y confort. Luego están las impermeables, que cuentan con un revestimiento resistente ante líquidos, y que se pueden lavar con facilidad, ideales para los perros que se siguen orinando donde duermen.

¿Pero qué sucede cuándo estas se deben limpiar? Nada que el jabón no solucione, pues a continuación te detallaremos un poco sobre el sistema de limpieza para la cama del perro.

Hablemos de la cama del perro , elección y mantenimiento

Hablemos de la cama del perro , elección y mantenimiento

Cuando hablamos que queremos comprar una cama para nuestra mascota hay ciertos aspectos a tomar en cuenta.

Un aspecto importante es la comodidad que puedan ofrecer las camas, para esto se debe considerar si la mascota sufre de artrosis o displasia de cadera, ya que se deberá comprar una cama que sea ortopédica.

Otra buena opción son las camas viscoelásticas, que se adaptan a la forma de la mascota, protegiendo sus articulaciones y garantizando un descanso sin dolor.

También es fundamental comprar una cama que se adapte al espacio donde se vaya a colocar, ya sea en el interior o en el exterior del hogar. Las camas de exterior ofrecen una mayor protección al frío y la humedad, gracias a los materiales utilizados para su fabricación.

No obstante, el tema de tamaño y comodidad es parte del paquete pero también se hace fundamental hablar sobre la limpieza.

La limpieza de la cama es de suma importancia si se quiere un mejor descanso para el perro, por lo que se debe mantener el pelaje de la mascota bien cortado para evitar que la cama se ensucie con más facilidad. Se recomienda lavar la cama del perro una vez a la semana para eliminar las bacterias e insectos que pueden habitar en ella. 

Paso a paso para la limpieza

Paso a paso para la limpieza

La cama del perro se reduce a dos tipos, camas de espuma o camas de mimbre con colchón. Sin importar que tipo sea, la limpieza puede ser similar ya que los colchones de las camas de mimbre están rellenos también de espuma.

Así que para comenzar con la limpieza, lo primero que debes hacer es separar las distintas partes de la cama y quitar las fundas que cubren la espuma de la cama y del colchón. Recuerda que las fundas y la espuma se deben limpiar, siempre, por separado.

Una vez separado todo, empezaremos por las fundas de la cama del perro. Sacude por completo todo rastro de pelo que pueda existir. Puedes hacerlo con una aspiradora, rodillo especial para quitar los pelos del perro o sacudiendo si no tienes ninguno de los utensilios anteriores.

Cuando hayas quitado todos los pelos de la funda, ya puedes empezar a limpiar las manchas difíciles, si las tiene. Tras quitar las manchas, puede ser con bicarbonato de sodio o productos especiales, mete la funda de la cama del perro en la lavadora.

No usar secadora cuando laves la cama del perro

No usar secadora cuando laves la cama del perro

Utiliza agua caliente para desinfectarla (a no ser que la etiqueta de lavado indique lo contrario) y un detergente suave

Para limpiar la espuma, puedes meterla en la lavadora con un detergente suave y agua tibia. La segunda opción para lavar la espuma de la cama del perro es hacerlo a mano. En el caso de meterla en la lavadora, si el colchón de tu perro tiene un relleno de espuma picada o fibra de poliéster deberás meter dos o tres pelotas de tenis.

Si en la etiqueta de lavado especifica que no puedes meter el colchón de tu perro en la lavadora, deberás limpiar la espuma a mano. Solo necesitas un recipiente un poco más grande que la cama del perro, llenarlo con agua caliente, añadir un poco de detergente suave e introducir la espuma dentro.

Aclara el jabón de la espuma con agua tibia y déjala secar en algún sitio libre de humedad. No se recomienda secadora ya que podría deformarla.