Quantcast

Por qué deberías congelar la comida a medio hacer

La calidad de los alimentos se puede extender por meses gracias a los procesos de conservación a bajas temperaturas. Al congelar la comida, se detienen las alteraciones propias que van desencadenándose desde el momento mismo de la recolección o del sacrificio del animal; por esta razón, es necesario guardar algunas recomendaciones para que el consumo de los alimentos continúe siendo seguro.

La evolución en los métodos de conservación de alimentos

Desde hace miles de años el ser humano ha estado interesado en perfeccionar las técnicas que le permitan conservar los alimentos por mucho más tiempo. Por esta razón, el agua y el hielo fueron los aliados perfectos para conservar presas cazadas, para luego en la edad media, popularizar el uso de la sal y las especias para la conservación de la carne.

De no ser por la técnica de la salazón, el bacalao no hubiese llegado a convertirse en el pescado predilecto de la región vasca. A medida que fue evolucionando la tecnología, se fueron ideando distintos métodos de conserva hasta que en 1748 el escocés William Cullen, logró construir el primer frigorífico, el que ha llegado a convertirse en el mejor aliado para conservar alimentos alrededor del mundo.

Por qué deberías congelar la comida a medio hacer