Quantcast

Qué es la miocarditis y cómo tratarla

El corazón es el músculo esencial para que vivir por ello es importante mantenerlo sano y en condiciones óptimas, resulta que existen enfermedades que lo atacan entre ellos tenemos a la miocarditis. Por ello a continuación explicáremos a que se refiere, su tratamiento y otros aspectos de interés.

¿Qué es la miocarditis?

La miocarditis es una inflamación del músculo cardíaco, que puede aparecer en distintas complicaciones por infección en el organismo, dando origen a una serie de síntomas, característico es dolor en el pecho. Por lo general los virus como gripe o varicela, por una infección por bacterias u hongos, enfermedades autoinmunes como: Lupus Eritematoso Sistémico, medicamentos y alcohol.

La miocarditis es curable pues desaparece cuando termina la infección, pero si se torna grave o no desaparece, puede ser necesaria la hospitalización. Pero el riesgo de sufrirla es más alto en contagiados que Covid-19.

¿Cuáles son los síntomas de la miocarditis?

La miocarditis tiene síntomas variados, dependerá si es leve o no, porque a veces no provoca ningún tipo de síntoma; sin embargo, en casos más graves pueden presentarse los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho.
  • Latidos cardíacos irregulares.
  • Sensación de falta de aire.
  • Cansancio excesivo.
  • Hinchazón de las piernas y los pies.
  • Mareos.
  • En los niños se puede presentar: fiebre, respiración rápida y desmayo.

Cuando el musculo cardiaco esta inflamado, el corazón tiene dificultad para bombear la sangre de manera correcta y esto causa arritmia e insuficiencia cardíaca.

¿Cómo se diagnóstica la miocarditis?

Si se sospecha de la existencia de la miocarditis, el especialista solicita ciertos exámenes como: radiografía de tórax, electrocardiograma o ecocardiograma para identificar alteraciones en las funciones del corazón. Así como también examen de laboratorio como VSG, PCR, leucograma y marcadores cardíacos como CK-MB y Troponina.

¿Cuál es el tratamiento para la miocarditis?

Por lo general este tratamientos e cumple en casa para evitar el exceso de trabajo del corazón, y más que todo va dirigido a tratar adecuadamente la infección que origina la miocarditis. Una receta por el médico, donde sea necesario tomar antibióticos, antimicóticos o antivirales, de existir síntomas de que está afectando el corazón el medico indicara lo siguiente:

  • Medicamentos para presión alta como captopril, ramipril o losartán: que relajan los vasos sanguíneos y facilitan la circulación de la sangre.
  • Beta-bloqueantes como metoprolol o bisoprolol: ayudan a fortalecer el corazón mediante el control de los latidos irregulares.
  • Diuréticos como furosemida: eliminan el exceso de líquidos en el cuerpo y así disminuye la hinchazón en las piernas, ayudando igual a facilitar la respiración.

Hay casos en que el funcionamiento del corazón se ve comprometido por la miocarditis, y hay que hospitalizar para recibir medicación vía intravenosa o colocar aparatos como un marcapasos o similares. De complicarse mucho puede ocurrir  la necesidad de hacer un trasplante de corazón de emergencia.

Algunas causas de la miocarditis

Las causas son variadas pero el que se desarrolle miocarditis es rara, aunque puede ocurrir, y por lo tanto algunas causas potenciales están las siguientes:

  • Virus: los que causan el resfriado común (adenovirus), Covid –19, hepatitis B y C; parvovirus, que causa una erupción leve, y el virus del herpes simple.
  • Las infecciones gastrointestinales (ecovirus), la mononucleosis (virus de Epstein-Barr) y el sarampión alemán (rubéola).
  • Bacterias: hay muchas bacterias como los estafilococos, estreptococos, la bacteria que causa la difteria y la bacteria de las garrapatas (enfermedad de Lyme).
  • Parásitos: el Trypanosoma cruzi, el toxoplasma, los transmitidos por insectos (enfermedad de Chagas).
  • Hongos: las infecciones por levaduras como la cándida, los mohos como el aspergillus, el histoplasma, encontrados en los excrementos de las aves.
  • Medicamentos o drogas ilegales: causan una reacción alérgica o tóxica, como el tratamiento del cáncer, los antibióticos como la penicilina y la sulfonamida, anticonvulsivos y la cocaína.
  • Sustancias químicas o radiación: la exposición a ciertas sustancias químicas como el monóxido de carbono y la radiación.
  • Otras enfermedades: como lupus, granulomatosis de Wegener, arteritis de células gigantes y arteritis de Takayasu.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de una miocarditis?

Por lo general la miocarditis desaparece sin ningún tipo de secuelas, pero puede ocurrir que la inflamación del corazón es muy grave y da origen a lesiones permanentes en el músculo cardíaco.

Esto puede causar enfermedades como: insuficiencia cardíaca o hipertensión, para lo cual el cardiólogo asignara la medicación, que puede ser por ciertos meses o para toda la vida.

La miocarditis grave puede dañar permanente el músculo del corazón, lo que puede provocar lo siguiente:

  • Insuficiencia cardíaca: cuando no se trata la miocarditis, esta puede dañar el músculo del corazón, tanto que no logra bombear sangre de manera eficaz. A veces se requiere de un dispositivo de asistencia ventricular o un trasplante de corazón.
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular: al dañarse el músculo del corazón y no bombear sangre, esta se acumula en el corazón, formando coágulos. Estos pueden bloquear una de las arterias del corazón y así provocar un ataque cardíaco, además si el coágulo de sangre viaja a una arteria del cerebro antes de obstruir puede ocasionar entonces un accidente cerebrovascular.
  • Ritmos cardíacos anormales o acelerados (arritmias).
  • Muerte súbita por ataque cardíaco: cabe que la posibilidad de ciertas arritmias graves hagan que el corazón deje de latir, lo cual puede ser mortal de no ser atendido a tiempo e incluso puede ser instantáneo. 

¿Cómo se previene la miocarditis?

No hay prevención específica para la miocarditis, pero si hay medidas para evitar algunas de las posibles infecciones, que pueden ayudar a no tenerla:

  • Evita el contacto con personas con enfermedades virales o síntomas similares a la influenza hasta que se recuperen, en caso de ser tú, no expongas a otros.
  • Practica buenos hábitos de higiene: lavarse las manos frecuentemente para evitar la propagación de enfermedades.
  • Minimiza la exposición a las garrapatas: si hay sitios cercanos a tu habitad con esos insectos, usa camisas de mangas largas y pantalones largos, así como la aplicación de repelentes para garrapatas o para insectos que contengan DEET.
  • Aplicar las vacunas: las recomendadas entre ellas aquellas contra la rubéola y la influenza, enfermedades que posibilitan la miocarditis.