Quantcast

Asesor del Gobierno Vasco: Los presos de ETA deben cumplir «las penas igual que los demás» reclusos

El asesor para instituciones penitenciarias del Gobierno Vasco, Jaime Tapia, ha afirmado que los presos de ETA deben cumplir «las penas privadas de libertad, igual que los demás» reclusos. Además, ha destacado que la justicia restaurativa será uno de los pilares del nuevo modelo que se pondrá en marcha en Euskadi con el traspaso de Prisiones a Euskadi el próximo 1 de octubre.

Entrevistado en Radio Vitoria, Tapia ha asegurado que la pretensión del Ejecutivo autonómico es «tratar a los presos de ETA en igualdad ante la ley». «Deben cumplir las penas igual que las demás personas privadas de libertad y máxime cuando ETA ha desaparecido y no hay riesgo de reincidencia delictiva»», ha indicado.

Además, ha anunciado que el año que viene se abordarán una serie de talleres y encuentros de justicia restaurativa «para todas las personas privadas de libertad» y tienen que ir dirigidas «a todos, sin hacer distinciones entre presos de ETA y otros presos».

El asesor para instituciones penitenciarias del Gobierno Vasco considera «imprescindible» hacer pedagogía sobre lo que es la justicia restaurativa, que será uno de «los pilares» del modelo que se pondrá en marcha en Euskadi, cuando la Comunidad Autónoma pase a gestionar los centros penitenciarios el próximo viernes.

SIN SUSTITUIR LA JUSTICIA DE LOS JUECES

«Es un complemento. No sustituye a la justicia de jueces y tribunales con sus penas. Tiene en cuenta una perspectiva que la justicia ordinaria no tiene en cuenta, que es la de las víctimas, pero también con la mirada de las personas que han cometido delitos. El facilitador busca qué quieren la víctima y el victimario», ha subrayado.

Jame Tapia ha insistido en que la meta que se han marcado es que el 40% de las personas reclusas cumplan sus penas en situación de semilibertad. Además, ha defendido «la necesidad de mejorar la situación de las mujeres en los centros penitenciarios, las condiciones de las personas mayores y las personas con enfermedades graves incurables».