Quantcast
martes, 19 octubre 2021 7:08

Lo que a la afición del PSG no le gusta de Mbappé, Messi y Neymar

-

La Champions League 2021-2022 comenzó al fin y para nadie hay dudas de que el PSG es uno de los equipos candidatos a quedarse con el trofeo al finalizar esta temporada. Desde hace un tiempo que no se ve un equipo tan dominante sobre el papel; sin embargo, una cosa es lo que se pueda presumir que vaya a suceder y otra muy distinta que eso sea lo que acabe ocurriendo. Ya muchos presagiaban una victoria sencilla, casi sin despeinarse y con goleada incluida por parte de los parisinos al Brujas en esta electrizante primera jornada; pero nada parecido a realidad, pues lo que ocurrió fue un empate que decepcionó a todos.

Hans Vanaken y Ander Herrera fueron los goleadores en un partido en el que se esperaba otros nombres, en concreto los de Lionel Messi, Neymar y Kylian Mbappé. Estos tres representan el que se puede catalogar como el tridente más potente del mundo; no obstante, lo que hicieron fue coronar un catálogo de errores y malas decisiones en un duelo en que se supone que debían pasear, pero en lugar de eso se vieron imponentes ante un equipo bien parado y que trató de aprovechar sus oportunidades. Los aficionados ya empezaron a mosquearse, porque ven un equipo que no termina de ser lo que esperaban y a un Messi que apenas a jugado desde que llegó; al punto de que algunos ya empiezan a ver que podría irse por la puerta de atrás muy pronto. Pese a la exageración, la preocupación si se extiende y eso es peligroso.

Una gran decepción en su estreno en Champions League

El hecho de que el PSG formara de inicio con Messi, Neymar y Mbappé ya era una gran noticia, pues era la primera vez que salían los tres juntos como titulares. Sin embargo, lo que todos pensaron que sería el eje del ataque, por donde pasaría la goleada, en lugar de eso fue todo lo contrario y el equipo casi ni noto la presencia de ese tridente que se en el papel luce como el mejor de Europa. El gol corrió de parte de Ander Herrera y de los tres de arriba, un tiro de Messi al larguero y poco más. Una decepción a toda regla.