Quantcast

Calviño afirma que la posición del Gobierno sobre el Prat la marca Sánchez

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha señalado que la posición del Gobierno sobre la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-el Prat la marca el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y le ha quitado importancia a la discrepancia de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que se ha mostrado contraria al proyecto por el impacto medioambiental.

Al ser preguntada por la posición de Díaz, que la semana pasada escenificó su desacuerdo al visitar el espacio natural de La Ricarda, que se vería afectado por la ampliación, Calviño ha indicado que la postura del Gobierno es la que ha marcado Sánchez y que todos los ministros la tiene «muy clara» aunque «puede haber matices o comentarios públicos algo distintos».

Así, ha defendido que la posición del Gobierno es «coherente» y que todas las infraestructuras deben hacerse con «pleno respeto» de la normativa medioambiental y el «mínimo» daño del entorno, en declaraciones a Telecinco.

Este lunes, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, afirmó que si se quiere llevar a cabo la inversión se va a tener que afectar a La Ricarda porque no se puede hacer con una pista «curva» ni «subterránea» o «sobre el mar», según comentó irónicamente. Y también lamentó que la vicepresidenta Díaz no lo considere «sensato y razonable», aunque en un Gobierno de coalición puede haber puntos de vista diferentes.

LA PELOTA ESTÁ EN EL TEJADO DE LA GENERALITAT

Así, Calviño ha reiterado que el Gobierno ha planteado esta inversión, cifrada en 1.700 millones de euros y que se encuentra paralizada tras la oposición del presidente catalán Pere Aragonès, porque cree que es buena para la economía catalana y «por tanto» para la economía española.

De este modo ha lamentado que el Gobierno de la Generalitat no tenga una posición «muy clara» y «madura» al respecto aunque ha mostrado esperanza en que la situación «se encauce» y se retome el acuerdo.

Así, ha indicado que el Gobierno «siempre» está abierto a hablar y dialogar aunque ha advertido de que la decisión depende de Aragonès. «La pelota está en el tejado del Gobierno de la Generalitat», ha asegurado.