Quantcast

Ramón García y Patricia Cerezo presumen de complicidad y buena relación

Ramón García y Patricia Cerezo ponían punto final a su relación el pasado mes de julio después de más de 25 años juntos y dos hijas en común, protagonizando una de las separaciones más sorprendentes de los últimos tiempos, puesto que formaban uno de los matrimonios más estables del panorama nacional. Una ruptura fruto del desgaste después de media vida juntos y una decisión muy meditada por ambas partes tras la que siguen manteniendo una buena relación de la que han hecho gala en la que ha sido su reaparición pública tras la firma el divorcio antes del verano.

¿La ocasión? La puesta de largo de su hija mayor, Natalia, que el pasado 21 de julio cumplió 18 años y ha querido celebrar su mayoría de edad con una espectacular fiesta celebrada en el Antiguo Convento de Boadilla del Monte, a la que no faltaron ni sus orgullosos padres ni un buen número de rostros conocidos, que quisieron arropar a la joven en un día tan especial para ella.

Haciendo gala de su buena relación, Ramón y Patricia llegaron juntos y en compañía de sus hijas – demostrando que continúan siendo una familia – al evento y, con la mejor de sus sonrisas, posaron para la prensa congregada confesando que la relación entre ellos continúa siendo inmejorable a pesar de su separación.

Muy elegante con un espectacular vestido turquesa con el que presumió de bronceado, Patricia por poco eclipsa a la protagonista de la velada, Natalia, guapísima con un vestido palabra de honor blanco de inspiración nupcial.

Una puesta de largo a la que acudieron grandísimos amigos de Ramón y Patricia, que conocen a la joven desde que era prácticamente un bebé y que no quisieron perderse la celebración de su mayoría de edad. Genoveva Casanova – guapísima con un conjunto en azulón – Nuria González con su hijo Iván, Jaydy Mitchel con Rafa Márquez, Pedja Mijatovic con su mujer Anetta y su hija Lola fueron algunos de los rostros conocidos que arroparon a Natalia en el día más especial de su vida.

A pesar de que Ramón confirmó que tanto Enrique Ponce como Paloma Cuevas estaban invitados al evento, finalmente ninguno de los dos acudió, prefiriendo continuar en un segundo plano mediático a escasos días de su reencuentro en la comunión de su hija Bianca.