Quantcast

Cómo colgar un cuadro sin cargarte toda la pared

Tal parece que colgar un cuadro en la pared es una tarea sencilla, pero podría terminar siendo un completo desastre si no tomamos precauciones. Y es que si no tomas previsiones es probable que dejes la pared repleta de agujeros y eso es algo que no se quiere.

Actualmente hay opciones para evitar que dejes la pared repleta de agujeros, y es que si estas en un piso alquilado, puede ser delicado que dejes la pared dañada. Solo por el hecho de colgar unos cuadros.

LEA TAMBIÉN: CÓMO REPARAR UNA PARED CON HUMEDAD

Ten en cuenta que antes de ver cómo puedes colgar un cuadro en la pared sin dejar huecos, es necesario que sepas el peso del cuadro. Pues los sistemas de venta en las tiendas pueden variar en función de acuerdo a la capacidad que puedan soportar.

Por lo tanto si el cuadro es muy pesado, probablemente debas conseguir un mecanismo que resista de forma correcta. También es necesario tener en cuenta las características de la pared en la que planificas colgar el cuadro.

Antes de elegir un modelo u otro para colgar cuadros sin agujeros, hay que valorar el peso aproximado del cuadro. No en vano, los sistemas varían en función de la capacidad que pueden soportar. A esto hay que añadirle las características de la pared en la que se va a colgar el cuadro.

Indiferentemente si lo que deseas es buscar una opción en la que no dañes la pared, toma nota a continuación de las opciones disponibles. Igualmente si tienes

¿Cómo colgar un cuadro en la pared sin dañarla?

¿Cómo colgar un cuadro en la pared sin dañarla?

Lo que queremos es que el cuadro quede perfecto sin dañar la pared, así que toma nota a continuación de las opciones que puedes aplicar. Estas herramientas están disponibles en cualquier tienda.

  • Ganchos

Los conocidos ganchos adhesivos son perfectos para evitar cualquier error en la pared. Pues solo debes fijarlos en la zona que deseas colocar el cuadro. Solo debes tener en cuenta que soportan cuadros de hasta 4 kilogramos.

  • Fijadores de cuadro

Son aquellos pequeños ganchos que son de plástico y que algunos pueden tener dos a tres dientes. Para fijarlos son debes tener un martillo para darles un golpecito y que esos dientes se introduzcan en la pared. Aguantan hasta 4 kilogramos, pero si juntas de a 2 ganchos podrás colgar un cuadro de hasta 8 kilogramos.

No suelen dejar daños grandes, y de hecho si deseas quitarlo notarás que fue un daño realmente mínimo.

  • Colgadores fáciles

En este caso son específicamente tres clavos pequeños que se sujetan a un dispositivo plástico. Aunque funcionan igual que los anteriores, su forma es diferente, los agujeros que dejan son más profundos, pero no llegan a los del taladro.

Más opciones para no dañar la pared

Más opciones para no dañar la pared

También hay otras opciones como las tiras de abrojo, estas son resistentes y soportan cuadros de peso medio. En este caso solo pueden dañar la pintura o el empapelado de la pared.

Estas son como las tiras adhesivas pero una variante. Su uso es básicamente recomendado en azulejos.

  • Adhesivo fijador

Esta es como especie de una pasta parecida a la silicona y se vende en tubos. Es un método especial para sujetar cuadros y demás objetos en azulejos, vidrios y demás superficies como estas.

Para poder utilizar esta opción debes colocar una gota en cada punta del cuadro, apoyarlo sobre la pared, sacarlo y esperar unos segundos antes de fijarlo definitivamente. Las marcas tienen que coincidir. Al quitar el cuadro, los restos de adhesivo son muy fáciles de retirar.

  • Cintas

Estas son una alternativa más que práctica y fácil de usar. Vienen diferentes tipos y la más resistente soporta hasta 7 kilogramos.

Como consejo extra te recomendamos que al momento de colocar el cuadro en la pared, marcar el punto en el sitio que quieras fijarlo. Ten en cuando el tipo de enganche que tiene, luego es recomendable mediar la parte superior e inferior. Luego marca justamente la zona dónde irá el cuadro.

¿Qué pasa si daño la pared con un cuadro?

¿Qué pasa si daño la pared con un cuadro?

Antes de comenzar a tapar los agujeros, localiza bien la zona dañada para que trabajes de forma más rápida. Pueden encontrarse con el simple toque a la pared o tras un cuadro o adorno colgante.

Luego de que los hayas notado, podrás marcar los más sutiles y pequeños con un poco de cinta de carrocero.

Para este trabajo necesitarás algunos aditamentos:

  • Masilla para sellar.
  • Espátula.
  • Pintura del mismo color de la pared.
  • Brocha o rodillo para pintar.
  • Papel de lija

Luego, solo deberás seguir estas indicaciones, paso por paso:

  1. Para tapar los agujeros o las grietas de tu pared pintada, necesitarás colocar un poco de masilla en la abertura. Deberás rellenar muy bien para que masilla que selle profundamente.
  2. Después, con ayuda de la espátula deberás alisar muy bien la masilla. Debes lograr que la superficie quede lo más lisa posible, que no se note ningún desperfecto. De ser necesario puedes aplicar varias capas.
  3. Luego, con un trapo húmedo limpia los restos de masilla que se hayan quedado sobre la pared, y en especial alrededor de la zona que tapaste.
  4. Deja secar según las instrucciones del producto.
  5. Una vez transcurrido este tiempo, deberás lijar un poco con ayuda de papel de lija, así dejarás la superficie perfectamente lisa. Luego limpia el polvo con una toalla húmeda.
  6. Por último podrás aplicar un poco de pintura del mismo color de la pared en cuestión. Podrás hacerlo con ayuda de una brocha o un rodillo para pintar.
  7. Deja secar y listo, así de fácil.