Quantcast

Murcia pide a Adif que «no quite los trenes con Madrid hasta que llegue la alta velocidad a la región»

El Gobierno regional ha solicitado al Ejecutivo central que «no interrumpa los servicios ferroviarios que conectan a la Región de Murcia con Madrid y el resto de España hasta que no llegue la alta velocidad a la Región», informaron fuentes de la Comunidad en una nota de prensa.

El consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, ha hecho este lunes esta petición a la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, durante la reunión de la Comisión técnica para la Integración del ferrocarril en la ciudad de Murcia.

Díez de Revenga ha destacado que «hay que evitar a toda costa una interrupción total de los servicios durante al menos tres años porque nos convierte en una isla ferroviaria, y que afectará a la recuperación económica de la crisis causada por la pandemia del coronavirus».

El consejero ha alertado de que el corte ferroviario ocasiona un «daño irreparable a la Región, que va a suponer la pérdida de viajeros, turistas y aboca a los ciudadanos a tener que desplazarse a Alicante o Albacete para poder coger un tren por trabajo, estudios o para simplemente visitar a su familia».

Por este motivo, el consejero ha propuesto a la presidenta de Adif que «se electrifique el último tramo que falta desde Beniel para garantizar el servicio ferroviario, que además sería de mayor calidad y seguridad, que impida el aislamiento de la Región». Además, ha recordado que en esta vía «se han invertido miles de millones de euros para unos trenes que no terminan de llegar y que se está haciendo vieja sin usarse».

«Es inaceptable que una región turística como esta no pueda contar con un tren que nos conecte con el resto del país y se condene a quienes nos quieren visitar o a nuestros ciudadanos ir en tren a Albacete o Alicante y desde ahí venir en coche o autobús para llegar a la Región», ha señalado el consejero.

Asimismo, ha calificado de «inadmisible» la decisión «unilateral» del Gobierno de España de quitar los trenes y sustituirlos por autobuses que «tardan más que el servicio actual y aumentan los tiempos de desplazamiento, lo que les llevará a usar más el coche en perjuicio del cambio climático y en contra del Pacto Verde Europeo».

El consejero de Fomento e Infraestructuras ha subrayado que «necesitamos más que nunca ofrecer a los ciudadanos un servicio ferroviario de calidad, que nos conecte en menos tiempo, viajar más seguros y con mejores prestaciones, tal y como sucede en más de 30 ciudades de España para no perder el tren de la recuperación económica tras la pandemia».