Quantcast

Claves para llevar el mejor estilo boho en tu look

Cuando se habla del estilo boho, se está haciendo referencia a un tipo de look cargado de personalidad, puesto que las características que lo identifican siempre son únicas y originales, en relación con el gusto y la personalidad de cada usuario. De esta forma, el estilo boho permite combinaciones creativas y libres, con normas propias y, sobre todo, con un cierto toque relajado y desenfadado.

En este caso, las mujeres boho suelen llevar una gran mezcla de colores en sus prendas, también combinando diversos tejidos y ropa de todas las épocas, sin olvidar los múltiples complementos que se pueden añadir, dando un resultado excelente.

Un poco de historia

Para entender el estilo boho hay que irse hasta París, ciudad que le dio vida, puesto que este estilo viene de la mano de los escritores, intelectuales y artistas más bohemios. Precisamente de este concepto surge el nombre del look.

Ya en el siglo XIX, se añadieron los románticos, y más tarde, en la guerra de Vietnam fueron los hippies los que adoptaron este estilo. Esta mezcla de épocas son las responsables de que, en la actualidad, el boho sea un look caóticamente estupendo.

¿Cómo llevar el look boho perfecto?

En el caso de querer ser una chica boho, es esencial apostar por prendas con toques artesanos y rústicos, siendo los flecos y el crochet, elementos esenciales. De hecho, ambas cosas se suelen ver bastante en los vestidos boho chic.

Tanto las faldas, como los blusones y otras prendas, deben ser de corte largo y fluido y, habitualmente, de tonalidades tostadas y marrones, incluyendo el azul índigo.

Por supuesto, los accesorios no pueden faltar, tales como bolsos, botas o sombreros y, en ocasiones, las más atrevidas añaden pareos de tipo thai, chaquetas vintage o ponchos. Claro está, los cinturones maxi, o los collares y pendientes grandes, tampoco pueden faltar.

Consejos para las partes de arriba

Las chicas boho llevan todo tipo de partes de arriba en su atuendo. Destacan los tops de nido de abeja, con bordados y semitransparencias. También se pueden poner camisas y blusas anchas con volantes borlas o estampados florales. Si se decantan por los ponchos, entonces serán de punto grueso, de tipo ‘oversize’ y con un estilo algo más étnico.

En el caso de chaquetas y abrigos boho chic, estos suelen ser generalmente de piel, eso sí, sintética. Lo habitual es que sean prendas cómodas y amplias, y por supuesto, cálidas. Son prendas que mezclan el estilo indie con el hippie, añadiendo elementos como las tachuelas o los flecos. En cuanto a los colores, son los clásicos que recuerdan a la naturaleza, como los marrones o los verdes, al igual que los negros.

¿Qué falda o vestido elegir?

Si se quiere llevar un look boho con falda, esta debe tener un largo midi, aunque los cortes asimétricos también se llevan bastante. Suelen ser faldas confeccionadas con tejidos vaporosos, para inspirar movimiento, añadiendo volantes o adornos de crochet. También las hay con estampados, principalmente étnicos y florales.

Con respecto a los vestidos son normalmente de seda, lino, algodón o crochet, con bordados diversos o detalles de flecos. En este caso, los vestidos boho pueden ser midi  o maxi, pudiendo añadirles volantes. Los colores habituales son el caldera, blanco, beige o marfil. Aunque también se suelen utilizar los burdeos, negros, rosas o turquesas.

Además, los kimonos de seda son muy populares, generalmente de tejidos algo transparentes, que incluyen adornos ‘print florales’, manga de murciélago o flecos.

¿Y para la parte de abajo?

Para llevar pantalones boho, por lo general, suelen tener un corte más acampanado, si bien, los shorts vaqueros cobran también gran protagonismo. En cualquier caso, el tejido denim es el más popular, ya que es vaporoso y elástico, añadiendo flecos y zonas rotas. Por supuesto, aquí también se ven los estampados florales y étnicos.

En cuanto a los zapatos, las botas boho chic son las más utilizadas, si bien dependiendo de la época hay otros modelos de zapatos o sandalias que se pueden elegir. En cualquier caso, el calzado debe ser bohemio y sofisticado. El cuero es uno de los materiales más populares, al igual que los textiles simulando las botas de vaqueros. Los flecos y las flores como complementos son muy habituales, así como las plumas; y por supuesto, todo ello dentro de la gama cromática propia de la naturaleza y la tierra.

Complementos y mucho más

El look boho ideal culmina con los múltiples complementos que se pueden añadir al estilo. Una chica boho siempre debe llevar anillos, pendientes y pulseras, y cuanto más llamativos y grandes, mucho mejor.

De igual modo, se suelen añadir cinturones maxi, generalmente de cuero y bastante colorido, simulando el estilo indie. Y como no, los bolsos, también de cuero generalmente, que añaden flecos, otros trozos de tela y colores algo más pastel en ocasiones.