Quantcast

La sabina milenaria de Blancas competirá en 2022 para ser Árbol Europeo del Año

El Gobierno de Aragón ha manifestado su apoyo para que la sabina milenaria de Blancas (Teruel) sea en 2022 Árbol Europeo del Año. El director general de Medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona, ha participado este jueves en la presentación de la candidatura en esta localidad de la comarca del Jiloca.

Como parte de las actividades paralelas para promocionar y apoyar esta iniciativa, este jueves también se ha inaugurado la escultura ‘Sabina de Hierro 2.0’, del artista local Jesús Gallar Rodrigo. Posteriormente, la cantante aragonesa Carmen París, madrina de la candidatura, ha actuado bajo el árbol milenario ante un aforo completo de más de 400 personas.

La sabina de Blancas es una de las singularidades arbóreas más interesantes de Aragón, ya que muestra lo que debió ser un espeso bosque de sabinares y carrascas. Se estima que tiene entre 2.500 y 3.000 años de vida, siendo uno de los árboles más viejos de Aragón y el más longevo del Jiloca.

En el acto de este jueves, Bayona ha destacado la «importancia del valor cultural y natural de estos árboles singulares», explicando que desde la Dirección General se ha creado un inventario de más de 400 ejemplares susceptibles de protección en todo Aragón.

Actualmente, el Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares protege legalmente a 22 de estos ejemplares, que destacan por su monumentalidad. Además, el director general, ha afirmado que «el Gobierno de Aragón va a seguir apostando por promocionar y dar a conocer los árboles y arboledas singulares porque pueden ser un motor de desarrollo tanto ambiental como económico para las zonas rurales de Aragón».

La primera vez que se celebró el concurso del Árbol Europeo fue en el año 2011, trasladando a España el popular concurso del Árbol del Año, celebrado tradicionalmente en la República Checa.

Los ganadores de los diferentes concursos nacionales de los países europeos en los que se celebran optan a ganar el título de Árbol del Año Europeo, organizado por la Environmental Partnership Association (EPA).

El objetivo de este galardón es enfatizar el carácter de patrimonio natural y cultural de estos antiguos árboles, como algo a proteger y respetar. En este concurso no solo se valora la belleza, tamaño o edad del árbol, sino su historia y su relación con el territorio y la comunidad con la que convive.