Quantcast

Sobrasada: cómo hacerla en longaniza para cortar una loncha cada vez que entres a la cocina

En cualquier lugar del mundo contar con unos buenos embutidos en la cocina es la mejor forma de matar un antojito vespertino. Cortar una loncha de jamón o de salchichas y comerla con un trozo de pan o así solitas, es una merienda rápida capaz de mitigar las ansias de un bocadillo. La sobrasada en longaniza queda perfecta para matar esos antojos y hoy te voy a contar como puedes hacerla en casa para que la disfrutes cada vez que quieras.

Prepara la longaniza para que la disfrutes cuando quieras

Sobrasada: cómo hacerla en longaniza para cortar una loncha cada vez que entres a la cocina

Mientras que la carne se va macerando, lava muy bien el intestino delgado, el cual es el recomendado para hacer la longaniza. Para lavarlo utiliza abundante agua y sal y colócalo a hervir, finalmente lávalo con vinagre y verifica que esté muy limpio sin ningún residuo. 

Transcurridas las 12 horas de curación de la carne, ata un extremo del intestino con un cordel de algodón encerado y con la ayuda de un embudo comienza a llenar sin dejar espacios vacíos. Cierra amarrando con un trozo de cordel cada 20 o 25 centímetros.

Cuelga y almacena en un lugar limpio, seco, fresco y ventilado y con muy poco sol. Cúbrela con una tela para evitar que caiga polvo sobre ella y en 4 días tendrás lista una longaniza de sobrasada tierna y muy rica.