Quantcast

Cantabria recibe a 19 refugiados afganos, atendidos en Cruz Roja Torrelavega

Un total de 19 refugiados afganos han sido trasladados ya a Cantabria y están recibiendo apoyo y asistencia en el Centro de Acogida de Inmigrantes de Cruz Roja en Torrelavega.

Este traslado, organizado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, se enmarca dentro del dispositivo de la Operación Antígona-Afganistán que gestiona y coordina el Gobierno de España.

El dispositivo desplegado por el Estado está actuando con «mucha celeridad» para que estas personas y sus familias sean ubicadas en un plazo muy breve de tiempo, ha informado la Delegación del Gobierno en Cantabria en nota de prensa.

El objetivo siempre ha sido que no pasen más de 72 horas desde la llegada a la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, hasta que se establece el destino, con un tiempo medio de 37 horas.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha puesto en valor el dispositivo gestionado y coordinado por el Gobierno de España, que está siendo «muy ágil, lo que permite a estas personas y a sus familias ser trasladadas rápidamente y poder comenzar una nueva vida cuanto antes».

Tanto Quiñones como el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, han ensalzado en un acto al que han asistido esta mañana en el Puerto de Santander la labor de acogida que se está realizando en la comunidad autónoma.

En declaraciones a la prensa, la delegada ha agradecido la implicación de las entidades sociales y de las Fuerzas Armadas y ha avanzado que «seguramente llegarán más» refugiados afganos, aunque todavía se desconoce la cifra.

Y ha remarcado que las 19 personas ya acogidas «han llegado en una situación complicada», por lo que ha dicho que «por respeto a la intimidad de estas personas y al complicado momento que atraviesan, no se detallará la ubicación de los alojamientos». Así, ha hecho un llamamiento a entidades y medios de comunicación para que «no revelen esa información para poder garantizar la seguridad de esas personas».

Por su parte, Revilla ha dicho que le parece «muy bien» acoger a estas personas en la comunidad, ya que «Cantabria ha sido siempre tierra de migrantes, sabemos muy bien lo que es salir de esta tierra a otros lugares».

Según el presidente, «Cantabria siempre estará en la línea de colaborar», como espera que hagan todas las comunidades autónomas ante la «terrible desgracia que supone nacer en determinados países donde el fanatismo religioso y las guerras hacen la vida insoportable a tantos, y sobre todo a personas jóvenes y niños, que es algo tremendamente angustioso».

Por ello, ha asegurado que el Ejecutivo regional «siempre estará dispuesto» a acoger a los refugiados que le correspondan «e incluso a algunos más».

También se ha pronunciado sobre el asunto el vicepresidente cántabro, Pablo Zuloaga, que a preguntas de los periodistas tras la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves en el Palacio de Festivales para presentar la nueva programación ha indicado que los refugiados llegados ayer a Cantabria se encuentran en las instalaciones de Cruz Roja Torrelavega.

Según ha avanzado, la previsión es que lleguen más, pero dependerá de la gestión que se realiza directamente entre el Ejecutivo central y las ONG. «El Gobierno de Cantabria tiene conocimiento de la gestión del Gobierno de España, pero la gestión es directa entre el Gobierno y las ONG», ha aclarado, explicando que se acogerá a más refugiados según las plazas que tengan disponibles los centros cántabgro.

Zuloaga ha destacado «la importancia de la labor que se está haciendo ante una crisis humanitaria que golpea de lleno a los derechos humanos, especialmente sobre mujeres y niñas y diferentes colectivos». «La solidaridad que muchas veces se verbaliza se debe demostrar con hechos», ha sentenciado, opinando que el Gobierno de España «está haciendo lo que tiene que hacer» y que las comunidades autónomas están «a disposición para seguir trabajando, apoyando, de su mano».

El objetivo del sistema de acogida es ayudar a los solicitantes de asilo y a sus familias a integrarse y construir una nueva vida en España. Durante el periodo de participación en este programa se les acompaña y apoya para que adquieran las habilidades necesarias para ser lo más independientes posible.

El Ministerio de Inclusión, como responsable del sistema de protección, ha coordinado el dispositivo en colaboración con la UME y el Ministerio de Defensa para crear una Instalación Provisional de Tránsito en la base aérea de Torrejón de Ardoz.

Una vez los ciudadanos aterrizan en España y manifiestan su voluntad de asilo, y siempre acompañados, son derivados a una plaza de acogida, bien un piso, bien un centro de acogida. Los recursos están gestionados por entidades pero financiados íntegramente por el Ministerio de Inclusión.